La Violencia contra los Niños

“Tengo siete años”

Diario de una criatura no nacida.

Vídeos de maltrato infantil

Pólvora sigue apagando la sonrisa a los infantes

14.12.10

Yamileth Cáceres
El Salvador.
Un niño de nueve años fue sometido a una intervención quirúrgica en el hospital Bloom ayer por la mañana. El objetivo de los médicos era curar las heridas que un cohete de vara le ocasionó en la mano izquierda. El infante fue hospitalizado el domingo por la noche con el pulgar destrozado y parte del índice y el dedo medio amputado. El doctor Carlos Alvarenga, jefe de la Unidad de Comunicaciones del centro infantil, informó que la explosión le fracturó los dedos. Ayer fue operado para tratar de reconstruirle elpulgar y curarle los otros dos miembros. La desgracia sucedió cuando participaba en una de las celebraciones en honor a la Virgen de

Guadalupe en San Salvador. El infante recogió un cohete de vara y se lomostró a su padre, de apellido Nolasco. Él le pidió que lo botara pero el niño desobedeció. Minutos más tarde estaba llorando. El artefacto le había explotado en la mano izquierdaHabía tratado de sacarle la pólvora y lo raspó sin imaginarse el peligro que corría. Ante la explosión y los gritos de una niña, la familia corrió al parque. Ahí encontraron al infante quien cubría su rostro con la mano derecha mientras la otra sangraba, recordó su padre mientras esperaba que terminara la cirugía. “Uno nunca se lo espera. Nos dan temor los cohetes. A los niños, más que
todo, les compramos volcancitos, pero estamos pendientes”, comentó la madre.Entre llantos, el menor les pedía perdón por haberles desobedecido.Cada vez que se miraba la mano lloraba, relata la señora. Este es el séptimo paciente lesionado con productos pirotécnicos que atienden en el hospital Bloom desde noviembre.
El 25 de octubre Francisco D, un niño de ocho años atravesó una situación similar. En su natal Cacaopera, en San Francisco Morazán, recogió un cohete de vara, lo manipuló y hasta lo golpeó con una piedra... Entonces le explotó en la mano derecha. Al infante le amputaron parcialmente dos dedos. Fue atendido en el Bloom y dado de alta el 3 de noviembre. Alvarenga manifestó que los morteros son los que producen fracturas y  desgarramiento de tejidos contrario al resto de la pólvora la cual origina quemaduras. Los niños que le sacan la pólvora a los pirotécnicos o queman volcancitos, suelen llegar con lesiones enel rostroyproblemas en los ojos. El silbador, pirotécnico prohibido, y las estrellitas producen lesiones profundas.


 NOTA:
En la expresión "el niño desobedeció", se da a entender que la culpa por dicho accidente es originada por el niño mismo, y no por su tutor. Esa forma de ser de los tutores, carentes de aprecio hacia sus responsabilidades son las que provocan el maltrato cruel contra los niños, ocasionado por los adultos. -

Busca poemas de amor y mistad