La Violencia contra los Niños

“Tengo siete años”

Diario de una criatura no nacida.

Vídeos de maltrato infantil

Subespecialidad pediátrica en abusos a menores

11.6.09

viernes, 29 de mayo de 2009
RECONOCER EL ABUSO Y APRENDER A DECLARAR EN UN JUICIO
Nace en EEUU la subespecialidad pediátrica en abusos a menores
Integra conocimientos pediátricos y formación forense en agresiones
— En España los pediatras sociales se encargan del diagnóstico de los casos
 
PATRICIA MATEY,  27 MAY 2009. MADRID /EL MUNDO SALUD)

"El caso más dramático que recuerdo es el de un niño de cuatro años cubierto de cicatrices, al que marcaron la piel con un objeto candente, con la cadera rota. Le dieron patadas en la espalda y en el estómago, hasta romper su vena cava. Era una víctima de torturas. Lamentablemente estos casos no son tan insólitos", rememora a elmundo.es Carole Jenny, directora del grupo de Protección Infantil del Hospital de Niños de Hasbro en Rhode Island (EEUU) y una de las artífices de la creación de la subespecialidad pediátrica en malos tratos infantiles.

Distinguir cuando una 'señal' es fruto de un acontecimiento accidental o la 'huella física' que el abuso deja en los menores no es fácil. "Por la complejidad de este campo y por la necesidad de contar con personal intensamente formado para que sea capaz de diagnosticar y tratar los abusos se decidió crear la subespecialidad", documenta la experta estadounidense.

Luis Martín-Álvarez, pediatra de Atención Primaria y miembro de la Sociedad Internacional para la Prevención del Maltrato en la Infancia (ISPCAN) comparte la misma opinión que la doctora Jenny. "La propuesta se basa principalmente en la necesidad de mejorar las habilidades clínicas del pediatra en los centros de salud para la detección de situaciones de maltrato en la infancia (MTI) y la competencia para diagnósticos definitivos", explica.

La negligencia, el maltrato más frecuente 

En España, un artículo de revisión realizado por Soriano Faura, de la Agencia Valencia de Salud, y el Grupo Previnfad-Promoción del Buen Trato y Prevención del MIT [de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)], revela que la incidencia de maltrato infantil en el ámbito familiar entre 2001 y 2005 ha aumentado en un 146,29%.

Publicado recientemente en 'Revista Pediatría de Atención Primaria', constata además que "la negligencia es el tipo de maltrato más frecuente, representa el 86,4% del total, seguido del abuso emocional y, posteriormente, del maltrato físico".

Maltrato psicológico

Jesús de la Gandara, jefe de Psiquiatría del Complejo Asistencial de Burgos, afirma que el número de casos de abusos "en nuestro país es escandaloso y un problema gravísimo. El maltrato psicológico, más difícil de detectar que el físico, deteriora el cerebro del menor. Tampoco es fácil identificar los abusos sexuales. Ahora nos estamos encontrando con adolescentes con anorexia y bulimia que empiezan a relatar en las consultas que sufrieron este tipo de abusos en la niñez. Los psicólogos y psiquiatras de mi centro me relatan un caso de estos cada semana".

Los nuevos 'protectores' estadounidenses de los menores serán, por tanto, pediatras con formación en desarrollo y comportamiento de los pequeños, pero también con conocimientos forenses. Incluso aprenderán a testificar en un juicio.

"El abuso infantil y la negligencia tendrían que considerarse una emergencia nacional", reza la nota emitida por Robert Block y Vincent Palusci, del Centro de Protección Infantil, en el Hospital de Michigan, en el 'Journal of Pediatrics', en apoyo a la decisión de crear la nueva subespecialidad.

Ambos expertos aclaran que en junio de 2005 la Junta estadounidense de Pediatría [que determina entre otras cosas los programas médicos de esta especialidad], aceptó la petición de crear la subespecialidad en malos tratos, cuyos orígenes se sitúan en 1962 cuando Henry Kempe, creadora del equipo de Protección Infantil en el Hospital General de Colorado (Denver), y su equipo definieron lo que se conoce como el 'Síndrome del niño maltratado'. Finalmente, en 2006, la Junta Americana de Especialidades Médicas dio su visto bueno a la nueva especialidad pediátrica.

"Las dos razones más importantes para su creación son el creciente conocimiento que se tiene de este campo, gracias a las múltiples investigaciones que se han llevado a cabo [hay más de 16.000 trabajos publicados sobre MTI y cerca de 15.000 sobre abandono] y la constatación de que los residentes en pediatría no reciben la suficiente formación sobre abusos infantiles", aclaran los expertos de Colorado.

Estas declaraciones están respaldadas "por un artículo publicado el pasado mes de febrero en 'Child Abuse & Neglect', en el que se evidencia no sólo la necesidad de crear la especialidad, sino también la de que todos los pediatras, especialmente los de Atención Primaria, tengan una formación continuada y basada en casos clínicos", declara Martín-Álvarez.

Incapacidad para diagnosticar 

Concretamente, el estudio al que hace mención el experto español se basa en las respuestas de 250 miembros de la Asociación Americana de Pediatría sobre malos tratos infantiles. "La mayoría de los participantes reconoció tener poca experiencia a la hora de evaluar y comunicar un caso de abusos o negligencia. Asimismo, casi todos los encuestados confesaron que tuvieron que consultar con un experto para poder diagnosticar algún caso", declaran Wendy Lane y Howard Dubowitz, ambos de la Universidad de Maryland y autores del estudio.

Carole Jenny aclara que "actualmente algunos países europeos están desarrollando cursos especiales con una acreditación similar a la que se obtiene en EEUU con la nueva subespecialidad pediátrica. En Canadá se está planificando ahora su creación, mientras que en Finlandia tienen una figura similar a la nuestra que es la del pediatra social".

La misma que existe en España. José A. Díaz Huerta, director del Programa de Maltrato infantil de la Comunidad de Madrid y presidente de la Comisión Clínica sobre Violencia y Maltrato Infantil del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús (Madrid) es quien mejor la encarna. Confirma que "dentro de nuestras fronteras son los pediatras sociales los que están capacitados para hacer el diagnóstico de estos casos".

Este especialista, junto con Juan Casado [jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Niño Jesús], lleva cerca de cinco años impartiendo "cursos intensivos para entrenar a médicos, pediatras o no, enfermeras, trabajadoras sociales y matronas en la detección de niños maltratados. Tratamos de enseñarles a diferenciar las lesiones físicas fortuitas de las que son provocadas", reconoce Casado.
EMS

Idea Child Protection Program
Hasbro Children's Hospital
 >www.lifespan.org/hch/services/childsafe/

0 comentarios:

Busca poemas de amor y mistad