La Violencia contra los Niños

“Tengo siete años”

Diario de una criatura no nacida.

Vídeos de maltrato infantil

Explotación infantil en América Latina es una realidad impulsada por la pobreza, según la FAO

23.6.09


En el marco del Día Internacional contra el Trabajo Infantil, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO) destacó este martes que la lucha contra la pobreza es la mejor estrategia contra el trabajo infantil.

Según datos del organismo internacional, actualmente hay más de 200 millones de niños que trabajan en el mundo y que son empleados forzosamente en tareas difíciles y a veces peligrosas que representan un tipo de esclavitud que les priva del derecho a la educación.

La mayoría de estudios de la FAO sugieren que la causa principal del trabajo infantil es la pobreza y que los niños se ven obligados a trabajar tanto para su propia supervivencia como para la de sus familias.

América Latina no escapa de esta realidad, miles de niños dejan a un lado, pelotas, muñecas y sueños porque ven la necesidad de cambiar sus juguetes por palas, carretillas y trapos para convertirse en una fuente de ingreso para sus familias.

Tal es el caso de Bolivia, donde los niños arriesgan sus vidas y se exponen a contraer enfermedades mientras trabajan en las minas de plata, en la localidad de Potosí, ubicado al suroeste del país.

Luis Colque es un adolescente minero 15 años, al comentar sobre su experiencia laboral indicó que "yo trabajo para que me paguen. Estoy ganando mi plata (...) me puedo comprar mi ropa, le voy a dar (dinero) a mi mamá, a mi papá para poder comer".

Ramiro Igueras, quien también es un niño minero boliviano dijo que "he trabajado porque no tengo mamá, quiero ganarme el dinero para poder vivir. Mi papá también trabaja pero no me daba dinero".

Testimonios similares se pueden encontrar en cada uno de los países con mayores índices de pobreza.

La colaboradora de TeleSUR en Lima, Virginia Gonzales explicó que en Perú, existen más de dos millones y medio de niñas y niños trabajadores que desarrollan diversas labores consideradas riesgosas para su salud física e integridad moral. Casi 70 por ciento del total de pequeños trabajadores entre los 5 y 17 años no asisten a las aulas, ni pueden disfrutar una infancia normal al igual que otros niños de su edad.

María Teresa Mosquera la Rosa, directora de la organización Acción por los Niños dijo que "hay una necesidad de reajustar los mecanismos de vigilancia para poder sancionar a estas personas que explotan a sus hijos, y explotan a los niños, porque no sólo son padres quienes explotan sino los propios adultos, vecinos, amigos, empleadores porque es manos de obra barata ".

Este fenómeno infantil sigue creciente también en Mexico, país que no cuenta con cifras actualizadas, aunque según las últimas estimaciones basadas en censos oficiales de 2003, en esta nación norteamericana hay al menos 3 millones 300 mil niñas y niños trabajadores.

La corresponsal de TeleSUR en Ciudad de México, Laura Simón, detalló en su trabajo que la explotación infantil es un problema complejo, porque el fenómeno no sólo se circunscribe al trabajo remunerado sino el trabajo oculto que realizan muchos niños y niñas a nivel de los hogares, de los predios familiares.

A pesar de este panorama, la Organización Internacional del Trabajo calcula que más de 200 millones de menores sufre "explotación laboral", sin embargo reconoce que en América Latina y el Caribe se ha logrado reducir en el año 2007 el trabajo infantil en comparación con otros años.

0 comentarios:

Busca poemas de amor y mistad