La Violencia contra los Niños

“Tengo siete años”

Diario de una criatura no nacida.

Vídeos de maltrato infantil

Muere joven al oeste de Viena absorbido por desagüe

30.6.09

TeleSUR _ Hace: 2 dias

Las fuertes lluvias que caen desde hace días sobre la parte este y norte de Austria se han cobrado la primera víctima mortal cuando un joven de 16 años fue arrastrado por una riada en la ciudad de Amstetten, a 130 kilómetros al oeste de Viena, informaron este domingo las autoridades locales.

El joven fue rescatado cerca de la medianoche de este sábado pero todos los intentos de los médicos por reanimarlo fueron en vano.

La víctima se había caído al agua y fue absorbida por un gran tubo de desagüe, situado cerca de un restaurante inundado.

El propietario del establecimiento se dio cuenta de que una persona había sido arrastrada por el agua e informó de inmediato a las autoridades, que encontraron el cuerpo sin vida del joven.

Desde hace varios días la república alpina es azotada por lluvias torrenciales que han inundado parte de los estados federados de Alta y Baja Austria, así como de Burgenland, fronterizo con Hungría, causando graves daños materiales, sobre todo en casas particulares inundadas.

Bebé simulador inhibe maltrato infantil en Puebla

29.6.09

Puebla, Puebla a 28 de Junio de 2009

En la información adquirida tras la realización del Programa Conciencia Hacia una Paternidad Responsable, mediante el cuidado de bebés simuladores, no se detectaron problemas de maltrato ni de mal manejo por parte de los experimentados, ya que demostraron tener buen cuidado e incluso llegaron a encariñarse con el robot.

Dicho programa permitió que desde febrero de 2008 a la fecha, 7 mil 825 adolescentes se hayan convertido en papás de un bebé simulador.

Este programa se aplica a través de la Casa de la Familia y tiene como propósito fomentar entre la población estudiantil la prevención de embarazos no deseados.

Gracias a la participación de escuelas públicas de nivel secundaria y bachillerato, un gran número de jóvenes tuvieron bajo su resguardo uno de estos bebés por alrededor de 36 horas, al cual debieron cuidar y atender para adquirir conciencia sobre la responsabilidad que esto implica a temprana edad.

Además, a los estudiantes se les colocó un brazalete que les permitió verificar la hora y fecha exacta de todos los movimientos y acciones que registraron los niños simuladores como son la alimentación, llantos, aseo, malos tratos, entre otros.

Los bebés simuladores actúan como si fueran infantes en un rango de ocho días de nacidos, de manera que también podrían quedar visibles manifestaciones de violencia contra los bebés robots.

Al término de la práctica del programa, los especialistas de la Casa de la Familia realizaron la evaluación de los datos y entregaron a los usuarios los resultados que obtuvieron durante el tiempo en que los bebés estuvieron bajo su protección.

Cerebro frágil: manéjese con cuidado

Jonathan Dart y Sarah Cumberland informan sobre una forma de maltrato infantil que no es reconocible al instante, pero cuyas consecuencias pueden ser graves. A falta de tratamiento, médicos australianos están tratando de mejorar su diagnóstico y coinciden en que la atención debe ponerse en la prevención.

Hombre sujetando a su bebé en Delhi (India).

Se trata de una situación, por desgracia, demasiado común: Un bebé ingresa en el hospital infantil de Sydney (Sydney Children’s Hospital, Australia) con convulsiones, vómitos, irritabilidad y letargo. No presenta lesiones evidentes y su madre no acierta a explicar los síntomas del niño.

El médico que lo explora puede pensar que el bebé tiene un virus. Pero un examen más riguroso puede mostrar pistas sutiles que señalan lesiones ocultas, como cardenales, hemorragias retinales o fracturas de las costillas u otros huesos. La tomografía axial computarizada (TAC) u otras pruebas pueden revelar también signos de lesiones.

Si las lesiones no tienen explicación médica, se considera al bebé posible víctima del “síndrome del niño maltratado”, un tipo de maltrato infantil que consiste en el zarandeo violento de un lactante.

La expresión en inglés shaken baby syndrome (“síndrome del bebé sacudido”) se utilizó por vez primera en la década de 1970, pero en el hospital infantil de Sydney ya no se usa, aunque los pediatras continúan usándola de forma poco imprecisa. Se usan más habitualmente expresiones como traumatismo craneoencefálico por maltrato (abusive head trauma en inglés) o lesiones cerebrales infligidas por traumatismo (inflicted traumatic brain injury en inglés).

Según el Dr. Kieran Moran, pediatra forense del hospital infantil de Sydney, los bebés son víctimas de zarandeo violento sobre todo en su primer año de vida, ya que es en este período cuando suelen llorar de forma inconsolable y cuando los padres y cuidadores más se frustran. De hecho, la mayoría de los casos de traumatismo craneoencefálico por maltrato se dan en bebés de seis a ocho semanas, que es cuando más lloran.

Según los médicos, la consistencia de los cerebros de los bebés de muy corta edad es semejante a la gelatina no cuajada. Las bruscas fuerzas de aceleración y deceleración del zarandeo violento pueden hacer mucho más daño al tejido y los vasos sanguíneos cerebrales que un golpe directo en la cabeza como consecuencia de una caída desde poca altura. Según el Dr. Moran, “Puede parecer que el zarandeo es la opción que probablemente cause menos daños, pero posiblemente sea al contrario, ya que los bebés son particularmente vulnerables debido a la delicadeza de su cerebro y al escaso desarrollo de los músculos del cuello.”

Estudios realizados desde finales de la década de 1970 en los Estados Unidos de América han demostrado que entre el 13% y el 30% de los bebés a los que se diagnostica traumatismo craneoencefálico por maltrato fallecen como consecuencia de las lesiones, y que muchos de los supervivientes sufren diversos grados de daños permanentes, como discapacidades de aprendizaje y conductuales, ceguera, convulsiones y parálisis.

"El pronóstico de los supervivientes suele ser terrible. Incluso los casos más leves experimentan a menudo dificultades de aprendizaje y tienen problemas para concentrarse. Todos estos pacientes deben someterse a un seguimiento a largo plazo”, afirma el Dr. Moran.

En el estado australiano de Nueva Gales del Sur, cuando se sospecha que un niño ha sufrido traumatismo craneoencefálico por maltrato es remitido a un hospital pediátrico principal donde se le somete a una investigación en la que participa un pediatra forense. El pasado mes, el Departamento de Salud del estado de Nueva Gales del Sur estaba ultimando unas nuevas directrices para el diagnóstico y tratamiento de estos casos, que incluyen formas de reconocer las lesiones craneoencefálicas intencionales y las preguntas que deben formular los médicos a los cuidadores.

El Dr. Moran, que participó en la elaboración de las directrices, afirma que "la mejora de la formación de los médicos en el reconocimiento de las señales de alerta facilitará un reconocimiento más temprano y así prevenir, cabe esperar, los casos más graves".

En Nueva Gales del Sur —cuya población apenas llega a los siete millones— menos de la mitad de los casos conocidos de traumatismo craneoencefálico por maltrato en niños dan lugar a acciones judiciales contra los autores del maltrato. Según afirma la Dra. Amanda Stephens, que está trabajando en una tesis doctoral sobre la cuestión en la Universidad de Sydney, "suele ser bastante difícil encontrar testigos de un episodio de maltrato. Y cuando se sospecha de uno de los progenitores … puede ser difícil conseguir que reconozcan (su culpa)".

De modo que, al no ser el enjuiciamiento —o la amenaza de ello— un factor disuasorio eficaz, y al ser el pronóstico tan malo, es preciso centrarse en la prevención. Según la Dra. Stephens, "una vez que un niño ha sido zarandeado o maltratado en la zona de la cabeza, es demasiado tarde para intervenir. Realmente, hay que hacerlo antes de que ocurra nada de esto: hay que detectar a los niños que están en riesgo. Eso no significa necesariamente llevarse a los niños, pero sí aplicar programas realmente intensos para garantizar que no se hará daño al niño. También tiene que ver con políticas más generales, de lucha contra la pobreza y el consumo de drogas, etcétera".

En algunos países, las medidas primarias de prevención han demostrado ser eficaces para concienciar a los padres y madres sobre los peligros de zarandear violentamente a los lactantes y explicarles técnicas para hacer frente al llanto de los lactantes. Estos programas sociales se dirigen a los autores más probables de este tipo de maltrato. En estudios realizados en Australia, el Canadá y los EE. UU. se ha comprobado que los padres biológicos eran responsables de alrededor del 45% de los casos de traumatismo craneoencefálico por maltrato, mientras que el 25% los causaba el compañero sentimental de la madre, el 15% la madre y el 15% cuidadores.

En Australia, el Departamento servicios comunitarios (Department of Community Services), organismo público de Nueva Gales del Sur responsable de la intervención familiar temprana, creó los programas Brighter Futures (futuros más brillantes) en 2004 para apoyar y educar a los padres y madres primerizos con riesgo, sobre todo a los padres.

En los EE. UU., tras la introducción en el estado de Nueva York de un programa hospitalario de educación a progenitores, los casos de traumatismo craneoencefálico por maltrato a lactantes se redujeron en un 47% durante un período de tres años, según un estudio publicado en la revistaPediatrics en abril de 2005. El programa consistió en proporcionar a los progenitores un sencillo folleto informativo de una página, mostrarles un video de 11 minutos y pedirles que confirmaran que habían recibido y comprendido la información. Costó menos de 10 dólares EE. UU. por lactante y estaba diseñado para realizarse en menos de 15 minutos.

Según afirma el Dr. Mark S Dias, cirujano pediátrico del Penn State Milton S Hershey Medical Center, en los EE. UU. y autor principal del estudio sobre el programa del estado de Nueva York: “Cuando se tienen en cuenta los costos médicos de la hospitalización inicial y los costos posteriores del tratamiento [de un bebé zarandeado], que pueden ser de casi 300 000 dólares EE. UU. de promedio, este estudio muestra que una pequeña inversión de tiempo y dinero puede producir resultados realmente eficaces.”

Investigaciones realizadas en la facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill (EE. UU.), sugieren que debería considerarse en todo el mundo la implantación de programas de educación de los padres y madres. Encuestas realizadas a padres y madres de países con ingresos bajos y medios sugieren que algunos zarandean a los niños como castigo sin ser conscientes de las graves consecuencias.

Según afirma el Dr. Desmond K Runyan: "Las incidencias notificadas de zarandeo de niños de corta edad son (en esos países) 10 o más veces mayores que en países con ingresos altos, y aún mayores en los barrios de tugurios de las ciudades. Si la relación de esta práctica con el síndrome del bebé sacudido es la que suponemos, puede explicar una gran parte de la mortalidad infantil, del retraso del desarrollo y de las dificultades de aprendizaje en países con ingresos bajos y medios".

La OMS alerta sobre el riesgo de zarandear a los bebés

Se trata de una situación, por desgracia, común: un bebé ingresa en el hospital con convulsiones, vómitos, irritabilidad y letargo. No presenta lesiones evidentes y su madre no acierta a explicar los síntomas del niño. El médico que lo explora puede pensar que el bebé tiene un virus. Pero un examen más riguroso puede mostrar pistas sutiles que señalan lesiones ocultas, como cardenales, hemorragias retinales o fracturas de las costillas u otros huesos. La tomografía axial computarizada (TAC) u otras pruebas pueden revelar también signos de lesiones.

En un reciente informe, la Organización Mundial de la Salud alerta sobre una forma de maltrato infantil que no es reconocible al instante, pero cuyas consecuencias pueden ser graves. A falta de tratamiento, médicos australianos están tratando de mejorar su diagnóstico y coinciden en que la atención debe ponerse en la prevención.

Si las lesiones no tienen explicación médica, el bebé puede ser una posible víctima del 'síndrome del niño maltratado', un tipo de maltrato infantil que consiste en el zarandeo violento de un lactante. Según el Dr. Kieran Moran, pediatra forense del hospital infantil de Sydney, los bebés son víctimas de zarandeo violento sobre todo en su primer año de vida, ya que es en este período cuando suelen llorar de forma inconsolable y cuando los padres y cuidadores más se frustran. De hecho, la mayoría de los casos de traumatismo craneoencefálico por maltrato se dan en bebés de seis a ocho semanas, que es cuando más lloran.

Según los médicos, la consistencia de los cerebros de los bebés de muy corta edad es semejante a la gelatina no cuajada. Las bruscas fuerzas de aceleración y deceleración del zarandeo violento pueden hacer mucho más daño al tejido y los vasos sanguíneos cerebrales que un golpe directo en la cabeza como consecuencia de una caída desde poca altura. Según el Dr. Moran, "Puede parecer que el zarandeo es la opción que probablemente cause menos daños, pero posiblemente sea al contrario, ya que los bebés son particularmente vulnerables debido a la delicadeza de su cerebro y al escaso desarrollo de los músculos del cuello."

La expresión en inglés shaken baby syndrome ("síndrome del bebé sacudido") se utilizó por vez primera en la década de 1970, pero en el hospital infantil de Sydney ya no se usa, aunque los pediatras continúan usándola de forma poco imprecisa. Se usan más habitualmente expresiones como traumatismo craneoencefálico por maltrato (abusive head trauma en inglés) o lesiones cerebrales infligidas por traumatismo (inflicted traumatic brain injury en inglés).

Marcado por el padre

28.6.09

El maltrato infantil que sufrió Jacko definió su carrera musical. Jacko conoció el abuso físico y el chantaje sentimental de Joe Jackson, el creador de los Jackson 5.

Ángel Páez.

Le fascinaban los monstruos. Sentía una especial predilección por los contrahechos, los deformes, los freak. Le excitaba experimentar miedo, escalofríos y repulsiones. Pero había un monstruo cuyo solo recuerdo lo paralizaba: su infancia de abuso, violencia y brutalidad. Si hay algo que explica la energía artística de Michael Joseph Jackson es, sin duda, esa lucha por dominar al monstruo que lo acosaba en cada una de sus pesadillas.

En las pocas entrevistas que ofreció, se negó a relatar los episodios de violencia que protagonizó su padre contra él y sus ocho hermanos. Joseph Walter Jackson era un rudo ex boxeador y músico frustrado que operaba grúas en una fábrica de acero. Se casó con Katherine Esther Scruse, una fanática integrante de la iglesia de los Testigos de Jehová, sometida a los designios de su dictatorial marido. El maltrato cotidiano del irascible hombre paralizaba a sus vástagos, a quienes su presencia los aterrorizaba. El que violaba las reglas de la casa, ya sabía que sería castigado físicamente. Y una de las reglas era que nadie, absolutamente nadie, debía tocar sus objetos personales. Mucho menos su guitarra, que era lo que Joe Jackson más apreciaba.

Pero un día, el tercero de los Jackson, Toriano Tito Adaryl, comenzó secretamente a tocar el instrumento de su progenitor sin que este lo supiera y con la complicidad de su madre. Tito aprendió a ejecutar y cantar algunas canciones. Lo acompañaban Sigmund Jackie Jackson, el segundo, y Jermaine LaJaune Jackson, el cuarto. Hasta que un día Tito rompió una de las cuerdas de la guitarra. Todos empezaron a temblar porque sabían que Joe Jackson los castigaría severamente. Su ley había sido quebrantada.

La Toya, la quinta de los Jackson, ha sido la única en publicar un libro narrando la crueldad de su padre. Para La Toya, fue una terapia la aparición de Creciendo con la Familia Jackson, en 1991, convirtiéndose, contra la voluntad de sus padres y la de sus hermanos, en la delatora de lo que ocurrió en la casa donde mandaba el iracundo Joe Jackson, en un suburbio de la localidad de Gary, en Indiana.

"En nuestra casa los castigos no terminaban nunca con una simple bofetada o una nalgada", reveló La Toya: "Mi padre era deplorablemente violento y golpeador, cacheteaba y azotaba a sus hijos". El trágico día que los chicos rompieron la cuerda de la guitarra, todos esperaban espantados la llegada de Joe Jackson. "Uno de los niños accidentalmente rompió una cuerda", le dijo Katherine a su marido ni bien este cruzó la puerta de la casa. "¿Quién hizo esto?", sacudió Joe con su vozarrón. Y en un intento por apaciguarlo, Katherine le dijo: "Joe, los chicos tienen talento y Tito toca la guitarra". ¡A mí qué me importa! ¡Yo quiero saber quién rompió la guitarra!, contestó agriamente. Katherine insistió: "Joe, ellos verdaderamente tienen talento". Entonces, el patrón del hogar llamó a Tito y entregándole la guitarra lo desafió: A ver, muéstrame qué es lo que sabes hacer. Tembloroso, bañado en lágrimas, Tito tocó y cantó. Katherine no se había equivocado, Tito era talentoso. Así empezaría la historia musical de los Jackson, y la de Michael, que entonces todavía era muy pequeño.

Por supuesto, Joe Jackson, músico al fin y al cabo, descubrió que Tito, Jackie y Jermaine tenían pasta de estrellas y formó un primer grupo, Los Jacksons Brothers, que completó con dos amigos del barrio. Al crecer Marlon y Michael, y demostrar sus habilidades musicales, Joe reformó la agrupación y la rebautizó como Los Jackson 5, en 1966. Michael contaba con 11 años y tomaría el liderazgo. Pero la fama no sería el final de la dictadura de Joe Jackson.

"Una de las diversiones favoritas de mi padre era cubrirse con una máscara de plástico de un monstruo. Mientras estábamos jugando distraídamente, de pronto aparecía gritando y saltando como una bestia. Mientras nosotros temblábamos aterrorizados, él se mataba de risa. Eso ocurría hasta cuando dormíamos. Hasta ahora, cuando me voy a la cama, me cubro la cabeza para poder recién dormir", recordó La Toya Jackson. Cualquier parecido con las imágenes de Thriller, no son mera coincidencia: ¿por qué un hombre mayor disfruta asustando a sus hijos? Es algo que va más allá de cualquier explicación que yo pudiera ofrecer, escribió La Toya, quizás la hermana más cercana de Michael.

Entre 1966 y 1990, periodo en que Jacko formó parte de los Jackson 5, su padre era quien decidía todo lo que se debía de hacer. Aunque a partir de 1972, cuando publicó su primer disco como solista, Michael alcanzó cierto grado de emancipación, Joe chantajeaba sentimentalmente a Jacko para que no abandone la banda de sus hermanos. La verdad es que Michael ya no necesitaba a los Jackson 5.

Aprovechando el demoledor éxito de Off The Wall (1979) y Thriller (1982), Joe Jackson decide el relanzamiento de los Jackson 5 en 1984. Michael estaba en contra. "No somos los hermanos Osmond", dijo. Pero lo que más amargó a Jacko fue que su padre contrató como líder de la organización al empresario del box Don King. "Papá, ese hombre no sabe nada de música", atacó Michael. Joe Jackson recurrió entonces al voto de sus hijos. Ya los tenía comprados al sentimiento. Todos estaban de acuerdo con su padre. Michael se quedó solo. "Me han dicho que Don King trabaja con mafias", replicó Jacko: "Pero si ustedes quieren estar con él, háganlo. Yo no quiero ni un solo centavo de los conciertos".

"Mi padre era claramente el jefe", recordó La Toya: "Mi madre nunca intervenía, salvo para decir en algunas ocasiones: 'Ese Joe está loco de remate'. Yo veía en sus ojos que le tenía miedo a mi padre. Lo cierto es que mi madre aceptaba resignadamente la brutalidad de Joe en ese hogar que ella decía que amaba. Ella sabía que su esposo estaba equivocado, pero callaba".

Michael Jackson pocas veces escribió canciones confesionales, pero hizo una excepción con el tema Bless His Soul (Bendice su alma), que apareció en el álbum Destiny (1978), de Los Jackson 5, el proyecto de su papá. Muchas veces lloro a causa de mi confusión/ ¿Estoy siendo lo que realmente quiero?/ No todo esto es vida para mí/ Quisiera darme la oportunidad de ser la prioridad. Por eso se comportó hasta el último como el niño que quiso ser. Escondiéndose del resto, enmascarándose en varios personajes, buscando amor en personas mayores, pero jamás pudo escapar de un destino marcado desde el principio por su padre Joe Jackson. Quizás el peor de los monstruos de sus pesadillas.

Dato

13 Grammys ganó michael a lo largo de su carrera, ocho de ellos por thriller.

Lacra social: Maltrato infantil

PUNO | De manera inmediata, nuestro inconsciente sitúa el maltrato a los niños en ambientes sociales marginales. Asocia este problema con familias muy distintas del hogar medio, insertas en esos minoritarios entornos humanos que padecen los efectos de una suma de situaciones: pobreza, una nula instrucción académica o las toxicomanías.

Parece una epidemia

Este problema está más extendido de lo que queremos pensar y, aunque de manera solapada, se manifiesta incluso en nuestro entorno social más próximo. Es un drama orillado, porque no se dispone de datos que sitúen su verdadera dimensión de modo numérico y estadístico. Y porque es una vergüenza social, un déficit de humanidad, sensibilidad y cultura cívica que duele asumir como lo que es, una enfermedad del sistema de convivencia que nos hemos dado los seres humanos. No es pecar de pesimismo pensar que el problema de los malos tratos a los niños crece en intensidad y frecuencia: nuestra sociedad se desarrolla y crece en una economía de mercado en la que las estructuras que generan bienestar social no son suficientemente eficaces y se tiende a masivas concentraciones urbanas, con el consiguiente desplazamiento de familias enteras que viven en otros entornos a ambientes culturales extraños. Además, las bolsas de pobreza y marginación, cada vez mayores, constituyen un problema de muy difícil solución en muchos países, entre ellos el nuestro. Y, desde el punto de vista psicológico, parece constatarse la tendencia a que la agresividad que generan las frustraciones que acumulamos a lo largo del día se desahogue sistemáticamente con los más débiles, en este caso los niños. El perfil del maltratador no es forzosamente el de un demonio sin sensibilidad, un desequilibrado, un marginado sin referencias sociales o un padre o madre que sufrió el problema en su propia piel cuando fue niño o niña. Puede caer en estas prácticas cualquier persona que no metaboliza adecuadamente la angustia que causan los fracasos y humillaciones en el trabajo, el rechazo de los amigos, la insatisfacción ante su vida personal. A otros adultos se les va la mano por simple ignorancia de la repercusión que su comportamiento puede acarrear para el niño.

¿De qué trata el maltrato?

Un niño es maltratado o sufre abusos cuando su salud física y su seguridad o su bienestar psicológico se hallan en peligro por las acciones infligidas por sus padres o por las personas que tienen encomendado su cuidado. Puede producirse maltrato tanto por acción como por omisión y por negligencia. Se considera que hay cuatro tipos de maltrato. Maltrato físico es cualquier lesión causada al niño como consecuencia de golpes, tirones de pelo, patadas, pinchazos¿ propinados de manera intencional por parte de un adulto. También están los daños causados por castigos inapropiados o desmesurados. Es difícil distinguir cuándo termina la imposición de la disciplina mediante castigos físicos "razonables" y cuándo comienza el abuso. Quien utiliza el castigo fìsico argumenta que lo hace como último recurso, cuando otras alternativas correctoras menos expeditivas (y que entrañan mayor esfuerzo por parte de los padres), como las explicaciones y otros castigos o amenazas menores han demostrado su ineficacia. No tiene intención de lesionar, sólo pretende corregir una conducta inadecuada. El castigo físico es un atentado contra la dignidad y la autoestima del niño, y puede causarle graves daños emocionales. El segundo tipo de maltrato es el abandono o negligencia, descuidos importantes en la esencial tarea de cubrir las necesidades básicas del niño, ya sea en educación, salud y seguridad o bienestar. Estamos ante un abandono físico cuando se desatiende la salud del niño, se le expulsa de casa o se le deja repetidamente al cuidado de menores, y se trata de abandono educacional cuando no se vela para que el hijo disponga de una educación y escolarización adecuadas a sus necesidades. Los signos del abandono o negligencia: absentismo escolar, problemas visuales o dentales que no reciben la atención que necesitan, aspecto descuidado, niños pequeños que se quedan solos en casa, menores mal vestidos cuando la capacidad económica de los padres no es crítica...

El maltrato emocional

Es una de las formas más extendidas de maltrato infantil y quizá la más tolerada socialmente. Son niños insultados, menospreciados o ridiculizados precisamente por los adultos que deberían fomentar su autoestima y crecimiento personal.

El abuso sexual

Consiste en los contactos entre un adulto y un niño que proporcionan satisfacción sexual al adulto sin que el niño pueda dar un consentimiento consciente. La mayoría se producen en el ámbito del hogar. El que abusa normalmente es miembro de la familia o una persona allegada. Los signos de abuso sexual dependen de muchos factores, como el momento de la vida del niño en que acontecen, si hubo o no fuerza y amenazas, y de la personalidad del niño y del abusador. Debemos de actuar con responsabilidad ética y con la máxima prudencia, es un deber cívico denunciar el maltrato ante las autoridades, especialmente cuando la violencia que sufre el niño es manifiesta y reiterada� todos somos responsables de favorecer las condiciones sociales para que los niños sean respetados a través de sus derechos.

Treinta denuncias contra escuelas

En un año y medio se han presentado 30 denuncias contra la Secretaría de Educación en Tamaulipas, ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos; la estadística coloca a la SET entre los primeros lugares por el número de quejas.

Cirilo de León, segundo visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, aseguró que este año se han interpuesto cinco quejas más contra la SET, que se suman a las 25 que se interpusieron en el 2008.

Explicó que en la mayoría de los casos se ha logrado conciliar con los que se dicen afectados y las autoridades escolares, pese a ello, las estadísticas colocan a la dependencia como la número uno en violar los derechos de los menores.

“Estamos trabajando. Sin embargo, se ha llegado a un buen acuerdo con los padres de familias y los directores de las escuelas denunciadas por maltrato infantil ante la Comisión”.

Tan sólo en el 2008 se atendieron en la zona sur 5 denuncias contra escuelas primarias, secundarias y kínderes, por negar la inscripción a los que no pagaron las cuotas escolares, por violencia de maestros hacia menores, que incluyen maltrato físico y verbal, así como discriminar a un menor de edad por algún trastorno en su conducta.

De las denuncias que se presentaron ese año, dos eran contra la escuela primaria Francisco Nicodemo y contra la secundaria del mismo nombre, ambas ubicadas en Ciudad Madero.

En este año la Comisión ya investiga cinco casos, cuatro en Tampico y uno en Aldama. En la zona conurbada, Ana Lilia Aguilar Ramírez interpuso dos quejas contra la Primaria Arenal, turno matutino y la José Vasconcelos, que es el mismo plantel, pero en el turno de en la tarde. Esto, debido a que se negaron a inscribir a su hijo, pues es hiperactivo y padece déficit de atención. En el 2006 ya se había dado un caso similar; en ese entonces, la escuela se vio obligada a recibir al menor.

Analizan pedir Jury para la jueza Elsa Galera por la muerte de la niña de 2 años


Que movió a esta jueza a condenar a una nena de 2 añitos a una muerte inminente a manos de sus propios padres.
¿será la jueza Elsa Galera una persona urgida de atención?, eso no es malo pero requiere atención de parte del estado y del pueblo preocupado.
Una comisión legislativa investigará el caso y, si es pertinente, pedirá
el proceso para la magistrada. Suponen que hubo responsabilidad de la
Justicia, por los informes sobre maltrato enviados desde varios efectores.
El caso de la niña lasherina de dos
años muerta el 1 de mayo y en quien
se descubrieron signos de violencia
física complica el panorama para la
jueza del Quinto Juzgado de Familia,
Elsa Lidia Galera. Podría haber
responsabilidades de su parte, por
desestimar informes médicos y
sociales realizados desde el Grupo
de Alto Riesgo del Hospital Notti y
desde el Hospital Madre Teresa de
Calcuta, de la Fundación Conin,
donde la chiquita estuvo internada
y, pese a ellos, fue restituida al seno
familiar, en donde falleció hace
pocos días.
Por este motivo, sería factible
pedir un Jury de Enjuiciamiento
para la magistrada, tal y como opinaron
algunos legisladores consultados.
Los informes dan cuenta de las
graves lesiones que la niña había
sufrido y por las que podía considerársela
una posible víctima de maltrato
familiar, según explicó una
fuente legislativa.
Para intentar esclarecer el caso, el
diputado cobista Luis Petri informó
que la Comisión de Derechos y
Garantías de la Cámara de Diputados
se abocará a investigar. Para
esto, el legislador pedirá a la Corte
que remita el expediente de la niña
y los informes a los centros asistenciales
en los que estuvo internada.
UN CASO ESTREMECEDOR. La directora
del Grupo de Alto Riesgo (GAR)
del Notti, Martha Stagni, explicó
que hace poco más de un año, en
diciembre del 2007, la niña ingresó
al hospital y por entonces se determinaron
signos de posible maltrato
físico. Luego de la externación,
desde el Notti determinaron que
quedara internada en el Hospital
Madre Teresa de Calcuta, de la Fundación
Conin. Esto para que alcanzara
el peso indicado para su edad.
Luego, y a pesar de todos los
informes del GAR y de los signos de
mala nutrición con los que había
entrado en el Madre Teresa, la chica
volvió a la casa de sus padres, que
compartía con seis hermanos más.
Sin embargo, no fue la última
hospitalización de la pequeña: una
vez más ingresó al Notti después de
esto, por deshidratación. Las evidencias
de que la familia no le brindaba
los cuidados apropiados
abundaban. Tales signos fueron
informados, según afirmó Stagni,
por el GAR, pero la jueza Galera
decidió enviar a la pequeña nuevamente
con sus padres.
La historia terminó de la peor
manera. El 1 de mayo se acostó a
dormir la siesta y nunca se despertó.
Los últimos informes médicos
dieron cuenta de que falleció por un
problema pulmonar, pero los antecedentes
de maltrato y abandono
familiar no pueden desconocerse en
esta historia.
Por eso, la madre y el padre de la
niña fueron detenidos e imputados
por su fallecimiento, y ahora la lupa
legislativa está puesta en la jueza:
podría caber un pedido de Jury de
Enjuiciamiento para ella.
LOS ANTECEDENTES. No es la primera
vez que el accionar de Galera es
cuestionado y esto genera un pedido
de Jury para ella. El caso anterior
fue el de la niña Micaela Reina,
encontrada muerta en mayo del
2007, por el cual están imputados el
padre biológico de la niña, Alejandro
Pradenas, y el hermano de este,
Walter Pradenas, quienes están
libres pero van a ser juzgados por
encubrimiento. Mientras, el indigente
que la habría violado y asfixiado,
Apolo Jacob Díaz, está preso.
En su momento, Martha Reina,
madre de Micaela, se acercó a la
Comisión de Derechos y Garantías
para que esta investigara a la jueza
Galera. Según sus dichos, la magistrada
no actuó correctamente desde
el día en el que la chica desapareció,
hasta casi una semana después,
cuando la encontraron muerta.
Entre otras cosas, no le recibió la
foto de la niña para difundirla en los
medios.
El Jury se pidió pero nunca se
realizó, pues la jueza salió airosa
por una diferencia de un voto a su
favor.

Tengan un mejor futuro: Laura Suárez

Por: Mi Morelia.com / MiMorelia.com
Jueves 25 de Junio del 2009

Pregúntate:

¿Qué método puntual ha utilizado ella anteriormente?

¿Ha creado conciencia social en el País?

¿Existen cintos de niños que se lo puedan agradecer?

¿ò solo son palabras….?

Morelia, Mich. 25 junio 2009.-La candidata panista por la diputación del Distrito X Morelia Oriente, Laura Suárez González, declaró que para ella es trascendental que el futuro de los infantes en México mejore y que se aminore el maltrato infantil del cual muchos niños actualmente son víctimas.

En su visita a diversos centros educativos en la colonia Carrillo Puerto, la aspirante blanquiazul dijo que una de las vías de solución para este problema es la educación, ya que es a través de ella como se logra la mejora en la calidad de vida.

Agregó además que en su experiencia trabajando cerca de 14 años con “niños de la calle” aprendió que muchas veces la crisis económica obliga a los padres a mandar a los menores a trabajar, por eso aseveró que quiere llegar al Congreso para poder autorizar más presupuesto a los programas que se encargan de este tipo de problemáticas sociales.

Suárez González afirmó que ya hay leyes orientadas a evitar el maltrato infantil, sin embargo, “lo que se necesita es ponerlas en práctica y trabajar de la mano con asociaciones civiles, gobiernos municipales estatales y federales para que todos en conjunto unamos esfuerzos y se disminuyan este tipo de situaciones” dijo.

La contendiente blanquiazul aseguró que el problema del maltrato infantil es de fondo, por lo cual la solución debe estar encaminada en el mismo sentido, fortaleciendo los valores en la familia y también propiciando mejores condiciones económicas para el país, finalizó.


Roban niños y los duarmen en un quirofano para el Trafico de organos

27.6.09

Los casos de niños desaparecidos en CAIFAC Monterrey, Nuevo León; Casitas del Sur, en el Distrito Federal, y La Casita en Cancún, Quintana Roo, muestran la existencia de una red nacional de trata de menores con fines de explotación sexual o tráfico de órganos, afirmó en entrevista Alicia Leal, presidenta fundadora de la organización no gubernamental Alternativas Pacíficas, quien asumió la defensa de las víctimas en la capital nuevoleonesa e investigó la desaparición de menores en las otras dos casas hogar.
Estamos ante una organización de trata de menores compuesta por complicidades de las autoridades en cada uno de los estados y personas responsables de estos organismos civiles, aseveró.
Los tres casos tienen como nexo la implicación de los dirigentes de la secta Los Perfectos, de la Iglesia de la restauración, Jorge Erdely, Sergio Humberto Canavati Ayub y Antonio Domingo Paniagua, según consta en los expedientes judiciales a los que ha tenido acceso La Jornada.
En los tres albergues han desaparecido menores en los últimos años, sin que las autoridades correspondientes hayan tomado la iniciativa de clausurarlos, por lo que distintos gobiernos continuaron subsidiándolos económicamente y canalizando a ellos a pequeños con problemas familiares, mientras las denuncias sobre la retención ilegal de niños eran ignoradas.
Según el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia,
unos 20 mil niños son víctimas de explotación sexual comercial en México, y desde hace años existe una iniciativa para reformar dos leyes relacionadas con la trata de personas y derechos de los menores que pretenden introducir cambios en el Código Penal Federal.
En Monterrey, la desaparición de niños empezó a denunciarse en los juzgados cuando Brenda Carolina Bernal Hernández, de 12 años, escapó de la casa hogar del Centro de Adaptación e Integración Familiar AC (CAIFAC) debido a los maltratos que le infligían ahí: “me tiraron al piso, y cuando estaba boca abajo, entre las dos me estiraban los dos brazos cruzados hacia atrás, y yo lloraba, pero despacito, porque me decían que me callara; ellas me hacían eso porque primero me ponían a limpiar las paredes de la casa con unos cepillos para quitarle la mugre, pero yo me cansaba y ya no podía más y me dolían las manos…”, dijo la pequeña en su denuncia interpuesta el 2 de diciembre del año pasado.
La niña describió los castigos que eran aplicados bajo una estricta disciplina religiosa: “a Chuy también le pegaban con una vara de madera que decía: ‘Corrige a tus hijos y te darán descanso’. Me dijo que le pegaban en las pompis…”
Brenda padeció maltrato físico y sicológico durante meses, hasta que un día sus cuidadoras decidieron encerrarla en un armario como castigo por no comer champiñones crudos con cebolla y brócoli: “me metieron al cuarto donde guardan la ropa, y entre las dos me metieron a un clóset que es café claro y que tiene cuadros y que tiene una puerta que cerraron, y estaba oscuro, y me pusieron en el suelo boca abajo, y Bety (Celia Beatriz Reyna Torres, cuidadora del albergue) estaba parada arriba de mis pies; yo estaba descalza y Nancy (Nelly Ávila Almaguer, también cuidadora) estaba arriba de mi espalda sentada, y pusieron ropa abajo…”
Cansada del lugar, Brenda tomó la determinación de escaparse luego de ser castigada nuevamente y lavar las calcetas de todas las internas: “Fue cuando me salté la barda, que son como tres pisos, y está alta, y salté y fue como me pude salir; eran como las cuatro de la tarde y me fui corriendo hasta llegar a una parada que está por una tienda Soriana; yo iba descalza y paré un camión 202 y le dije que si me podía dar raid, y el señor me dijo que sí, y luego me bajé enfrente de una Cruz Roja, que era cerca de la casa de mi abuela, y luego me fui caminando hasta la casa de mi abuela…”
A consecuencia de la huida de Brenda, según le dijeron, el albergue mantiene hoy en día en retención ilegal a su hermana Diana Lizeth y a sus primos Julio César y Adriana Guadalupe Castañeda Bernal.
Los tres siguen desaparecidos oficialmente, mientras todos los empleados y directivos del albergue se han amparado para no ser detenidos.
Cómo fue el contacto inicial
María Inés, madre de los hermanos Castañeda Bernal, recordó en su denuncia cómo fue contactada por los empleados de CAIFAC, pertenecientes a la secta de Los Perfectos: “Yo tenía mi pareja, Rosalío Castañeda González, que es el papá de los niños, pero él nunca nos dio la mano; él me mandaba a mí a pedir dinero, yo me llevaba a los niños porque mi mama tenía antes una cantina ahí en la calle Dos de Abril, en la colonia Independencia, y yo ahí no podía dejar a los niños; nadie más me los podía cuidar. Entonces un día estaba con Adriana y Julio en el crucero de Zaragoza en el centro de Monterrey y en eso llegó Patricia y otras tres personas y empezaron a hablar conmigo; me dijeron que ellos me podían ayudar y me dijeron que me podían cuidar los niños y que cuando yo quisiera los podía recoger, y me hicieron firmar ahí mismo un papel; no sé qué decía el papel porque yo no sé leer, pero Patricia me dijo que decía que ‘cuando yo quisiera a los niños me los iban a entregar’, pero no me dio ninguna copia de ese papel, sólo me dio un papel donde me apuntó la dirección donde iban a estar los niños”.


La directora de CAIFAC es la guatemalteca Patricia Murguía Ibarra, y la denuncia en su contra está consignada en la averiguación previa 2554/2008, pero se encuentra amparada y huida. La autoridad tampoco ha llamado a declarar ni consignado a los socios fundadores de CAIFAC –que cuenta con nueve casas hogar infantiles en Monterrey–: María de Lourdes Murguía Ibarra, Francisco Javier Murguía Ibarra, Carlos Ríos Leal, Roberto Cantú Leal y el dentista especialista en maxilofacial Sergio Humberto Canavati Ayub.
La madre de los pequeños fue a visitarlos en varias ocasiones, que eran aprovechadas por los niños para contarle los maltratos físicos que recibían en el albergue. En una ocasión, Adriana, de tan sólo dos años, explicó detalladamente los castigos que le imponían: “Yo les dije ‘me los quiero llevar’ y Patricia me dijo: ‘No te los puedes llevar, después los vas a traer como antes los traías en la calle’, y no me dejó que me los llevara…”
Posteriormente el albergue permitió que María Inés se llevara a sus hijos los sábados y los regresara los domingos: “Así estuve un años, pero un día ya no los quise regresar y ya tenían una semana conmigo los niños y no sé como dieron con mi dirección, porque a mi casa llegó Patricia con otro señor Pancho y se llevaron a Adriana y Julio y me dijeron que ya no me los iban a prestar y el papá de los niños, Rosalío, estaba de acuerdo.”
Pasó el tiempo y cuando la niña tenía cinco años y Julio tres, se enteró que Adriana se había quemado un brazo, una pierna y una nalga con agua hirviendo y que fue ingresada al Hospital Civil sin que nadie del albergue le informara nada al respecto, hasta que un día vio las cicatrices en la niña.
Durante los siguientes años, ambos fueron cambiados de casas; Adriana tiene actualmente 13 años y Julio 10 y han vivido prácticamente toda su infancia en distintos albergues manejados por la secta de Los Perfectos. En agosto pasado fue el cumpleaños de la niña, pero su madre no la pudo ver ese día tan señalado: “Fui a llevarle su pastel y de allí me empezaron a decir que no podía verla… la última vez que vi a Adriana y Julio me dijeron que Patricia les había dicho que iban a estar castigados en el cuarto y que ya no podían decir nada de cómo los trataban ahí porque les iba a ir peor”.
Pasaron cuatro meses y en diciembre, después de la huida de Brenda, María Inés intentó saber el paradero de sus hijos, sin éxito: No me dejan verlos, Patricia me dice que están castigados y que no reciben visita.
Omisión de las autoridades
El caso de CAIFAC no ha merecido la atención del gobierno de Natividad González Paras ni de las autoridades judiciales del estado, algo que según Consuelo Morales, directora de Ciudadanos en Defensa de los Derechos Humanos (Cadhac), quien apoya a las hermanas María Inés y Mónica Bernal Hernández en la búsqueda de sus hijos desaparecidos, es un mal síntoma, porque junto a otros elementos, confirma que está conectado con Casitas del Sur y La Casita de Cancún: Vemos una omisión terrible de las autoridades de protección al menor, concretamente del DIF, en los tres casos, y no podemos saber cuántos niños están desaparecidos realmente y sujetos a trata de menores o tráfico de órganos. No hay quién estatalmente responda por ellos. Hay complicidad y corrupción en la parte judicial, y si como sociedad civil no nos ponemos a buscar a estos menores,
¿qué futuro tenemos?

Policía detiene a dirigente religioso como presunto traficante de menores

Agentes federales detuvieron de forma preventiva a un predicador y administrador de la Iglesia Cristiana Restaurada de México por la desaparición de un niño de un albergue para menores y como presunto traficante de menores, informó este sábado la Fiscalía federal.

Alonso Emmanuel Cuevas Castañeda quedó arraigado (detención preventiva) por 40 días en lo que se amplían las investigaciones para determinar su responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y tráfico de menores, indicó la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) en un comunicado.

Desde principios de año se denunció la desaparición de varios niños del albergue "Casitas del Sur", en la capital mexicana, manejado por la Iglesia Cristiana Restaurada de México.

La PGR señaló a Cuevas Castañeda solo por la desaparición de un menor, pero indicó que inició las investigaciones desde el pasado 25 de febrero, con motivo de la denuncia ciudadana sobre la desaparición de siete menores de edad de la casa hogar "Casitas del Sur".

teleSUR - Efe / FC

Niños cubanos con síndrome de down exponen obras en La Habana

23.6.09


El pintor Jesús Carrete dijo que los dibujos revelan el genio oculto de estos niños con cualidades especiales.
Niños cubanos con síndrome de down expusieron este martes sus obras en el Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba. La muestra enseña el trabajo cinco años de labor dentro del taller de grabado "Con amor y Esperanza" que fundó el pintor y curador cubano, Jesús Carrete. En la exposición denominada "El museo, realidad de un sueño", se aprecian unas 60 piezas que conforman la exposición elaborada con técnica mixta sobre cartulina que elaboraron los 13 integrantes del grupo, quienes además han realizado cerca de medio centenar de exhibiciones, tanto colectivas como individuales. Figuras humanas, el gallo que despierta al vecindario, paisajes y personajes de cuentos infantiles, son algunas de las piezas. El pintor Jesús Carrete dijo que los dibujos revelan el genio oculto de estos niños "las matrices entintadas llegaron a las prensas hasta que surgieron las imágenes, muy coloridas, reflejo de la alegría que los acompaña en cada acto de creación". Aunque algunos no los consideran artistas, Carrete aseguró que sí es arte cuanto crean sus discípulos, "es el fruto de una sensibilidad especial y una mirada virgen". Muchas de las obras de estos niños cubanos se basan en creaciones de la artista plástica Amelia Peláez quien nació en la provincia cubana de Pinar del Río. Estas obras viajaron antes a naciones como Alemania y España, también se presentaron en la ciudad mexicana de Monterrey donde fueron homenajeados durante la celebración del Concurso Internacional de Pintura Arte Sensible, que se llevó a cabo en 2008 para intelectuales con discapacidades. Carrete expresó que Llegar al Museo de Bellas Artes, que atesora joyas del patrimonio pictórico cubano, era casi una quimera, "hoy confirmamos que apostar por ellos fue la mejor decisión". El Museo Nacional de Bellas Artes, con sede en La Habana es un importante patrimonio de Cuba, lo que lo convierte en un sitio de interés para quienes visita esa nación caribeña. En este reciento se pueden apreciar las distintas manifestaciones de las artes plásticas cubanas de los últimos tres siglos, así como un núcleo de las escuelas europeas, su proyección en varios países y de nuevos talentos.

teleSUR-pl/jp - MM

El niño palestino de 14 años trabaja


El niño palestino de 14 años trabaja en mecánico 8 horas al día por 10 dólares semanales.
Foto: Efe

La campaña de Maria Ayuda para mantener sus socios

Durante mayo, bajo el slogan “Abre los ojos, detener el próximo maltrato infantil depende de ti”, la Corporación María Ayuda buscó mantener el número de socios a pesar de la crisis.
(Free-Press-Release.com) June 22, 2009 --
Para poder asegurar la tranquilidad de los 1.700 niños que pertenecen a la Corporación María Ayuda, se lanzó esta campaña que buscó mantener a los socios, parte fundamental del ingreso anual. María Ayuda es una corporación de beneficencia con más de 25 años en función de niños y niñas víctimas de abuso sexual, violencia física y psicológica y abandono.

Los primeros meses del 2009, la crisis económica provocó que la tasa de desafiliación por parte de los socios aumento, lo que provoca una fuerte baja a los ingresos de la Corporación María Ayuda, ya que los que corresponden a los aportes provenientes por parte de los socios, corresponden a cerca del 50% de los ingresos anuales. La campaña buscó incentivar la lucha contra el maltrato infantil, captando nuevos socios y manteniendo a los antiguos.

Esta campaña María Ayuda tuvo como misión que a pesar de la crisis económica mundial, los socios se mantengan como afiliados a la Corporación y entregar a los niños la posibilidad de completar el proceso del trabajo reparatorio que se realiza junto a las familias de los niños afectados. Está intervención que dura entre 1 y 3 años, permite que los niños y niñas víctimas de maltrato infantil puedan reintegrarse a su familia en un ambiente sano.

El viernes 29 de mayo, más de 1500 voluntarios a lo largo de todo Chile salieron a las calles en busca de aportes que permitieran continuar en la lucha contra el maltrato infantil. A través de esta campaña social organizada por María Ayuda, la Corporación busca mantener los programas sociales que buscan combatir contra el maltrato infantil.

María Ayuda a través de sus campañas busca el financiamiento para programas sociales que tienen relación con aquellos niños que han debido dejar sus hogares y experimentan una permanente situación de riesgo. También se busca a través de estas colectas y mediante las donaciones de socios, financiar las casas de acogidas diurnas, los centros de atención especializada, los hogares y casas de acogida para jóvenes embarazadas y cursos de capacitación en buen trato y empleabilidad para padres, entre otros programas.

La campaña que lució el slogan “Abre los ojos, detener el próximo maltrato infantil depende de ti”, que terminó el viernes 29 de mayo con la colecta nacional. María Ayuda busca obtener el mayor financiamiento con el fin de poder llevar a cabo los programas que cumplen un importante rol social.

Sevilla encabeza las denuncias por maltrato a menores


Sevilla encabeza las denuncias por maltrato a menores
  • En 2008 registró 371 denuncias, el 29% del total en Andalucía.
  • La primera causa de estos casos es por situación de abandono de los padre.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA.
MARTA FRANCO. 22.06.2009

La provincia de Sevilla está a la cabeza de denuncias por maltrato a menores de edad en Andalucía con 371 casos, lo que significa una media de más de uno al día. De hecho, los expedientes registrados en Sevilla el pasado año supusieron el 29% del total de denuncias en Andalucía: 1.260.

Esta cifra supone sin embargo un leve descenso del 4,8% respecto a las registradas en 2007 en Sevilla, cuando se derivaron 390 expedientes por supuestos casos de malos tratos a menores. Por detrás de Sevilla se sitúan Granada, con 217 casos, y Cádiz, con 183.

La segunda causa de las denuncias es el maltrato físico, en el 48 % de los casos.
Estos datos se obtuvieron después de que se realizaran en el conjunto de la región 2.360 llamadas al Teléfono de Notificación de Situación de Maltrato Infantil de la Junta, llamadas que produjeron la tramitación del total de 1.260 denuncias por maltrato en la comunidad.

Abandono de los padres

La primera causa que motivó abrir los expedientes fue, en el 80% de las denuncias, por situaciones de abandono de los padres hacia sus hijos (negligencias).

En segundo lugar, se encuentra el maltrato físico, en el 48 % de los casos. Por detrás están la corrupción del menor (44%), el maltrato psíquico o emocional (38%), la explotación (14%) o el abuso sexual (8,%).

Más de la mitad de los afectados (un 53%) tenía menos de 9 años, el 12% tenía entre 10 y 12.
El perfil de los menores atendiendo a su sexo fue del53% en el caso de los chicos y del 47% en el de las chicas. Más de la mitad de los afectados (un 53%)tenía menos de 9 años, el 12% tenía entre 10 y 12, un 14% entre 13 y 15, y un 9% entre 16 y 18 años.

22 atestados policiales: La unidad de policía adscrita al área de protección del menor atendió en 2008 en Sevilla a 122 niños. Esta unidad registró 22 atestados instruidos por malos tratos y seis por abandono de menores.

Asumir la guarda o tutela del menor: Ante los casos de maltrato, la Junta evalúa las causas y procede, o a asumir la guarda del menor, o a tomar su tutela para evitar que éste siga sufriendo maltratos en el tiempo. Durante 2008 se tutelaron en Sevilla 267 niños.

Más de 2.000 niños bajo protección: La Administración andaluza tiene en la región actualmente más de 2.000 niños en centros de protección susceptibles de ser acogidos. Y más de 4.000, se encuentran con familias en acogimiento temporal.

La constante lucha de Maria Ayuda contra el maltrato infantil

María Ayuda es una Corporación con una fuerte influencia social. Su constante trabajo con menores víctimas de maltrato infantil hacen de esta uno de los importantes centros sociales de ayuda.

(Free-Press-Release.com) June 22, 2009 --
Con más de 25 años y 1.700 niños y niñas víctimas de maltrato infantil acogidos, María Ayuda busca entregar un apoyo a quienes han sufrido de abuso sexual, violencia y abandono. Con fuertes programas sociales de ayuda y reinserción, María Ayuda entrega las herramientas a padres e hijos para poder reintegrar un ambiente familiar sano.

María Ayuda cuenta con 20 programas sociales a lo largo de Chile en ciudades como Iquique, Antofagasta, Viña del Mar, Santiago, Curicó, Concepción, Los Ángeles y Temuco, además de presencia internacional en España, Burundi, Perú y Portugal, María Ayuda es una Corporación de importancia mundial comprometida con el maltrato infantil.

María Ayuda concibe sus ingresos anuales a través de donaciones de empresas, voluntarios y socios, entre otras formas de financiamiento. La captación de socios juegan un rol fundamental, transformándose en cerca de un 50% de los ingresos anuales de María Ayuda. Por ello que a través de la campaña “Abre los ojos, detener el próximo maltrato infantil depende de ti”, se busco mantener a los antiguos socios y captar a nuevos.

Las soluciones de María Ayuda están ligadas a entregar una acogida maternal a niños y jóvenes que hayan sufrido de abuso sexual, violencia física o psicológica y abandono, entregando herramientas para que los niños y jóvenes puedan mirar al futuro con esperanza. María ayuda realiza un trabajo de sanación de las familias. La intervención sobre una de estas puede ser entre 1 a 3 años, pero tiene como finalidad que niños y niñas se reintegren a sus familias en un ambiente sano ajeno del maltrato.

Los 1700 niños y jóvenes que reciben ayuda por parte de María Ayuda, se dirigen a los específicos centros asistenciales o casas de acogidas, en busca del programa que les entregue herramientas para un futuro mejor. Uno de los programas que María Ayuda desarrolla en todo Chile es una capacitación en buen trato para padres de niños beneficiarios.

Con más de 800 alumnos cada año, este curso consiste en cursos de buen trato y empleabilidad para padres de los niños que asiste a los programas sociales. Mediante este curso, se busca prevenir el maltrato infantil en los hogares y enseñar a los padres a educar de forma sana a los hijos.

Entre los programas en el extranjero, en España hay un hogar para embarazadas de distintas edades en riesgo social. En Burundi, África, bajo el nombre de Marya Arafasha hay dos proyectos en marcha, uno de apadrinamiento y una casa de acogida para niños y jóvenes de la calle. En Perú las acciones sociales se realizan desde el Santuario de Schoenstatt de Lima y en Portugal se realizan bajo el nombre de María Ayuda, misiones en África.

El maltrato infantil en Chile | Maria Ayuda

Los estudios de Unicef muestran que el 75.3% de los niños chilenos recibe algún tipo de violencia por parte de sus padres. El estudio realizado el año 2006 confirma una cifra que se mantiene estable.
(Free-Press-Release.com) June 22, 2009 --
Tres de cada cuatro niños son víctimas en Chile de violencia. Violencia física, psicológica, abandono o abuso sexual son algunos de los hechos de violencia que suceden en Chile en relación al maltrato infantil. Para poder combatir el maltrato infantil, Corporaciones como María Ayuda luchan contra los abusos frente a los menores.

Por medio de programas sociales que buscan ayudar a los menores víctimas de maltrato infantil, María Ayuda entrega las herramientas para que los niños puedan insertarse en la sociedad. Maria Ayuda es una Corporación que tiene más de 25 años y ayuda a más de 1.700 niños y niñas en ciudades como Iquique, Antofagasta, Viña del Mar, Santiago, Curicó, Concepción, Los Ángeles y Temuco.

El financiamiento de estas Corporaciones benéficas como María Ayuda es a través de donaciones de empresas o privados. También reciben aportes por parte de los socios, siendo estos últimos quienes aportan con el 50% de los ingresos anuales. El dinero recolectado por las campañas, donaciones, los socios y colectas nacionales está enfocado en los niños que sufren de maltrato infantil y en aquellas jóvenes embarazadas en situación de riesgo.

María Ayuda cuenta con más de 20 programas destinados a ayudar a los menores. También reciben en sus casas de acogida a embarazadas y niños. María Ayuda a su vez, destina centros de atención especializada con intervenciones psico-sociales a familias en situaciones de riesgo. Además de estos lugares a los cuales se dirigen los menores víctimas de violencia infantil, se encuentran los centros educacional familiar, que buscan potenciar la cultura y el buen trato entre familiares.

Uno de los últimos programas de María Ayuda, que durante el 2008 tuvo más de 800 alumnos es uno orientado a los padres de los niños que participan en los programas de María Ayuda. La principal función de estos es prevenir desde la misma casa el maltrato infantil y promover un ambiente sano en los hogares. Este curso para los padres, busca enseñar a los padres a educar y también generar herramientas que les permitan a los padres desenvolverse mejor en el mundo laboral.

La principal función de María Ayuda es combatir contra el maltrato infantil, y poder bajar los índices de los niños que alguna vez han sido víctima de algún tipo de abuso por parte de sus padres. Por medio de programas sociales y de apoyo, se busca solucionar estos problemas ayudando a las víctimas y victimarios.

Alianza mundial luchará contra la explotación infantil

Una alianza entre la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y cinco organizaciones internacionales agrícolas fue creada este martes en el marco de conmemorarse el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil.

La unión, que tendrá como sede la ciudad de Ginebra, al occidente de Suiza, buscará desarrollar una acción conjunta que permita eliminar la explotación infantil en sus peores formas en un lapso de diez años.

El Director general de la OIT, Juan Somavia, dijo estar muy complacido por la alianza con las organizaciones agrícolas ya que la única manera de fortalecer la lucha mundial contra el trabajo infantil es el trabajo conjunto.

Según reportes del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT, el trabajo infantil en la agricultura representa actualmente 70 por ciento de las faenas realizadas por más de 130 millones de niños, entre los cinco y los 14 años, a los que se le suma 20 por ciento de niños menores de 10 años.

Un informe de la organización "Save the children" alertó sobre el alto número de niños que trabajan de manera ilegal y en condiciones degradantes y peligrosas.

El documento reveló que en un universo de 218 millones de niños que trabajan actualmente, 126 millones lo hacen bajo condiciones peligrosas, 8,5 millones como esclavos y 300 mil menores de 15 años que incursionan en actividades militares.

Otros reportes del IPEC destacan que el trabajo agrícola para los niños es muy peligroso ya que están expuestos a pesticidas, accidentes con herramientas afiladas y temperaturas extremas, además de limitarles el acceso a la educación.

La Alianza pretende crear áreas de cooperación que promuevan la aplicación de las leyes sobre el trabajo infantil en la agricultura, mejorar los medios de sustento en zonas rurales e incluir los temas relacionados con trabajo infantil en las políticas y programas agrícolas.

"La importancia de la unión radica en la posibilidad de ayudar a los niños en la agricultura, a sus familias y comunidades", dijo la directora del IPEC, Michele Jankanish.

Según explicó Benjamin Smith, funcionario para América Latina del programa internacional de la OIT dirigido a la erradicación del trabajo infantil, el empeño de la lucha requiere establecer redes y alianzas para movilizar y fortalecer el movimiento global.

Las principales organizaciones incorporadas a la iniciativa son la OIT, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias (IFRI) del Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (CGIAR).

También la Federación Internacional de Productos Agrícolas (FIPA) y el Sindicato Internacional de Alimentos, Agricultura, Hoteles, Restaurantes, Abastecimiento, Tabaco y Asociaciones de Trabajadores Aliadas (IUF).

Busca poemas de amor y mistad