La Violencia contra los Niños

“Tengo siete años”

Diario de una criatura no nacida.

Vídeos de maltrato infantil

Niños de Nicaragua

16.4.09

Tomado de UNICEF

Nicaragua tiene una población de 5,1 millones y una tasa anual de crecimiento demográfico de un 2,7%; un 53% de la población tiene menos de 18 años. El principal problema de Nicaragua es superar a la desigualdad y la pobreza, que afectan más gravemente a la infancia y a la mujer. El desglose de la distribución de los ingresos indica que el 10% más rico de la población obtiene un 45% de todos los ingresos, mientras que los más pobres reciben solamente un 14%. Nicaragua es el tercer país más pobre de las Américas, con un producto nacional bruto per cápita de 453 dólares. La pobreza afecta a 2,3 millones de personas, 831.000 de los cuales viven en una situación de pobreza extrema, sobre todo en las regiones Central y Atlántica.

Uno de cada tres niños tiene algún grado de desnutrición crónica y un 9% sufre desnutrición grave. La tasa de mortalidad derivada de la maternidad, de 150 por cada 100.000 nacimientos de niños vivos, es inaceptablemente elevada. En la región Atlántica y en las zonas de acceso más difícil, la tasa de mortalidad derivada de la maternidad llega a duplicar el promedio nacional. Los embarazos de las adolescentes representan uno de cada cuatro nacimientos en el plano nacional. El agua potable y la cobertura de saneamiento sigue siendo muy reducida, especialmente en las zonas rurales y entre las poblaciones dispersas.

El acceso a las intervenciones de desarrollo para la primera infancia es muy limitado. Alrededor de un 79% de los niños y niñas en edad escolar primaria están matriculados, sin que haya una diferencia perceptible de género. La calidad y la pertinencia de la educación son problemas considerables. Terminar los seis años obligatorios de escolarización lleva un promedio de 10,3 años, y solamente un 29% de los niños y niñas terminan la escuela primaria. La pobreza afecta la participación en la escuela, y muchas familias no pueden hacerse cargo de los costos directos u ocultos. La pobreza es también la causa del trabajo infantil, que afecta a más de 167.000 niños, niñas y adolescentes.

Uno de cada cuatro hogares está encabezado por una mujer. La violencia en la familia lleva a la desintegración familiar y a una cultura de violencia. Hasta la fecha, un 36% de todos los niños y niñas no están inscritos oficialmente debido a causas administrativas, jurídicas y culturales. Solamente un 5% de los niños y niños discapacitados reciben un apoyo apropiado. La explotación sexual de la niñez y la adolescencia, el abuso de drogas y la violencia son nuevas causas de preocupación. La existencia de aproximadamente 76.000 minas terrestres sigue representando un alto factor de riesgo para los niños, las niñas y los adolescentes.

La presencia del VIH/SIDA en todos los departamentos y la posibilidad de su propagación representan un peligro elevado y latente. Los datos oficiales indican un reducido número de casos, algo que ofrece un falso sentimiento de seguridad. Los desafíos principales del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) y sus aliados son mejorar la capacidad de vigilancia; aumentar la concienciación entre las personas encargadas de tomar decisiones para superar la tendencia a no reconocer la magnitud del problema; y apoyar el Programa Nacional sobre Infecciones de Transmisión Sexual.

El creciente deterioro medioambiental agrava la pobreza entre los niños y sus familias. La pobreza y su relación con el medio ambiente aumentan los ya elevados índices de vulnerabilidad social y medioambiental. Nicaragua es también proclive a desastres naturales como terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones y sequías.

Prioridades del UNICEF

Las estrategias del UNICEF incluyen una labor de promoción política y social en las más altas esferas, el fortalecimiento de la capacidad nacional y municipal, la comunicación social y la movilización y el apoyo selectivo a servicios y suministros básicos. El alcance combina las intervenciones nacionales y municipales utilizando las ventajas comparativas del UNICEF y su experiencia acumulada, al mismo tiempo que se movilizan y refuerzan las capacidades de los aliados en todos los planos. La selección geográfica de las intervenciones se basa en criterios como el nivel de pobreza, la eficacia con respecto a los costos y la oportunidad de complementar otros programas. Se prestará una atención especial al refuerzo y/o ampliación de intervenciones de los aliados que trabajan en la región Atlántica.

El programa de país comprende tres esferas, así como costos intersectoriales:

  • El programa de políticas públicas, legislación y protección especial contribuye al fortalecimiento de la capacidad nacional para el cumplimiento eficaz de las leyes, las políticas públicas y los programas nacionales en la defensa de los derechos de la infancia y de la mujer.
  • El programa sobre salud, entorno sano y vulnerabilidad incluye fortalecer los sistemas de salud nacionales y descentralizados.
  • El programa sobre educación y ciudadanía contribuye a asegurar el derecho a una educación de calidad para todos.

Busca poemas de amor y mistad