La Violencia contra los Niños

“Tengo siete años”

Diario de una criatura no nacida.

Vídeos de maltrato infantil

Abuso de menores

29.4.09


Nueva ofensiva contra el abuso de menores de edad

miércoles, 29 de abril de 2009 
Leysa Caro González / Primera Hora

En los pasados nueve meses el Departamento de la Familia reportó 27,500 denuncias de abuso infantil. Actualmente, personal de la agencia investiga 14,500 casos.

El panorama es inaceptable. La realidad del reporte de 200 posibles casos mensuales provocó que las primeras damas del país, incluyendo a Lucé Vela, anunciaran la creación de una nueva ofensiva en contra de la ola de maltrato infantil que azota la Isla.

La misma incluirá la creación de una página electrónica con datos actualizados por municipio, el ofrecimiento de talleres adaptados a las necesidades de cada área en particular, la actualización de las estadísticas y un papel protagónico de cada primera dama.

“Para poder erradicar el maltrato hace faltan muchas cosas. Lo primero es denunciar y necesitamos que esas primeras damas sean portavoz de esos niños maltratados”, dijo la designada secretaria de la Familia, Yanitsia Irizarry.

Es la necesidad de esa voz que se supone que conozca las particularidades de la zona y de cada caso; es una de las ofensivas a las que más apuesta Irizarry, quien reveló que en el área este se ha “disparado” el reporte de casos, aunque no ofreció números ni posibles razones.

“Hay municipios donde la incidencia es mayor con independencia de la población”, señaló.

Por su parte, Vela reclamó la aportación de cada sector para atender este problema, ya que el Gobierno central no puede trabajar solo.

“Ustedes que están en las comunidades son parte de la solución”, señaló.

El plan de trabajo final será presentado mañana en el Capitolio, día que marca el final del Mes de la Prevención del Maltrato Infantil.

28.4.09

28.04.09 - 
Un centenar de policías locales y guardias civiles participan en Cartagena en un curso de formación para aprender a gestionar casos de maltrato infantil.
La directora general de Familia y Menor, Laura Muñoz, asistió a la apertura del curso en el Parque de Seguridad y explicó que la Consejería de Política Social ya ha realizado cursos de este tipo en Murcia y en otras localidades de la Región con el fin de establecer un protocolo de actuación en caso de maltrato infantil.
La directora general recordó que desde que se creó el registro de maltrato infantil, en el año 2006, se han contabilizado 450 notificaciones, si bien sólo el 20% de ellas se confirmaron como casos casos reales de maltrato.
Laura Muñoz indicó los casos más graves de maltrato se producen por abuso sexual y suponen el 6% de los mismos.
La Verdad

27.4.09

San Luis RC
Elevado índice de maltrato infantil
Una reflexión sobre ser mejores seres humanos y llevar el mensaje de Dios al prójimo hizo ayer el el movimiento de Cursillos de Cristiandad durante el tradicional "Desayuno de Colores".
Tribuna de San Luis
27 de abril de 2009

Por Bren da RO MÁN IBA­RRA

Al re de dor del 30 por cien­to de los me no res de 6 a 12 años, pa de cen al gu na for ma de mal tra to en su en tor no fa mi liar y es co lar, el in fan te con es ta pro ble­má ti ca pue de ex pe ri men­tar de pre sión, agre si vi dad e in ten tos sui ci das. 

El li cen cia do en psi co lo gía Ma nuel To le do Mar tí nez, di jo que al gu nas de las con se cuen cias del mal tra to in fan til se ma ni fies tan cuan do el ni ño pre­sen ta ba jo ren di mien to es co lar. En mu chas oca sio nes la per so na que en fren ta es ta si tua ción asis te a cla ses con el uni for me es co lar su cio así co mo de sa seo ge ne ral.

El pro fe sio nal di jo que el mal tra to psi co ló gi co, que se ca rac te ri za por los in sul tos y hu mi lla cio nes, así co mo el des cui do en la ali men ta ción que afec ta el de sa rro llo, son las for mas de mal tra to más re cu rren tes; de ca da 100 ni ños, 30 su fren es ta si tua ción.

La per so na que pa de ce en su in fan cia de vio len cia, pue de pre sen tar es trés pos trau má ti co que le im pe di rá de sa rro llar se en cual quier ám bi­to de la vi da, ya que pro cu ra rá evi tar el con tac to so cial en el tra ba jo y la fa mi lia. De he cho, se es ti ma que el 70 por cien to de los pa cien tes que vi vie ron en un en tor no ad ver so, re pe ti rán con sus hi jos los pa tro­nes de con duc ta que apren die ron du ran te la in fan cia. 

In di có que otras se ña les que evi den cian des cui do de los pa dres ha­cia los hi jos, es cuan do pre sen tan ta lla y pe so ina de cua dos a su de­sa rro llo, se de be a que los pa dres no se preo cu pan por la co rrec ta ali men ta ción del me nor y es to tam bién es fac tor pa ra te ner un de sem­pe ño es co lar ne ga ti vo.

Res pec to de la vio len cia se xual se ña ló que es más di fí cil de iden ti fi­car, ya que en la ma yo ría de los ca sos el me nor que su fre de es te abu so no in for ma de la si tua ción, de bi do a que es ame na za do por el agre sor.

Pa ra diag nos ti car vio len cia se xual, aña dió, es ne ce sa rio que la víc ti­ma sea en tre vis ta da por un psi có lo go y que se le rea li cen es tu dios de la bo ra to rio pa ra con fir mar el diag nós ti co. Al gu nos ni ños que su fren es te ti po de vio len cia pue den te ner con duc tas ina pro pia das al de sa­rro llar jue gos se xua les de for ma abier ta.

Ac tual men te, en el mal tra to in fan til más fre cuen te des ta can los de ti po emo cio nal, el fí si co y el abu so se xual, en es te úl ti mo, los más afec ta­dos son las ni ñas de 5 a 8 años y los ni ños de 4 a 10. El abu so se xual se da por igual en am bos se xos, pe ro con ma yor fre cuen cia en va ro­nes.

Por otra par te, el en tor no es co lar tam bién es pro pi cio pa ra el mal tra to emo cio nal, ya que aquí son los mis mos me no res quie nes aten tan con tra sus com pa ñe ros por me dio de bur las, re pre sión, hos ti ga mien­to, e in clu so, vio len cia fí si ca.

Planned Parenthood Covers up Child Abuse

26.4.09

Planificación de la Familia Abarca hasta el Maltrato Infantil

Planificación de la Familia Expuesto por UCLA Reporter

Como determinar si un nño murio por maltrato infantil



Los patólogos revisan detalladamente el cuerpo en busca de viejas cicatrices que ayuden a identificar el cuerpo. Los golpes o heridas recientes también son importantes para establecer las causas y la forma de la muerte. (LA PRENSA/Orlando Valenzuela)

Martha Solano Martínez


Oficio: médicos forenses
Su misión es responder a cuatro preguntas: cómo, cuándo, quién y por qué murió. Este equipo de médicos deja de un lado la labor asistencialista de los hospitales para convertir su carrera en toda una tarea investigativa
FALTAN CLÍNICAS
Algunos médicos forenses asignados en los departamentos, como en Jinotega por ejemplo, atienden en sus propias casas de habitación, ya que no cuentan con un sitio acondicionado para la práctica de las autopsias.
ATIENDEN A MÁS VIVOS
En el primer mes del año en el IML atendieron a 4,717 pacientes vivos, y recibieron apenas 169 casos de fallecidos.
El reloj apenas marca las 9:35 de la mañana y por esta sala han pasado ya tres cadáveres. Los forenses están ocupados. Sobre una mesa de acero inoxidable yace pálido el cuerpo de un hombre que murió luego de haber recibido tres disparos. El intento de algunos médicos por mantenerlo vivo en el quirófano fue inútil, dos balas certeras le atravesaron la espalda y una más le perforó el pecho. No había más que hacer.
En la mesa vecina, la doctora Michelle Márquez con esfuerzo mueve el cadáver de un señor de aspecto sesentón que murió en la calle. Ahora, la doctora debe quitarle la poca ropa que lleva puesta, pantalón y calzoncillos azules, para “proceder” —como ellos dicen—, a practicarle la autopsia médico legal requerida por la Policía Nacional y así dilucidar las sospechas sobre su muerte.
“Éste fue encontrado en un vecindario, murió en la calle y la gente llamó a la Policía para reportarlo. Parece que era tomador de licor. Entonces lo trajeron aquí y ahora vamos a proceder a realizarle la autopsia para determinar la causa de la muerte, la hora, la forma en que murió y su identificación, en espera de que algún familiar lo reclame”, explica el doctor Néstor Membreño, uno de los dos patólogos forenses del Instituto de Medicina Legal (IML), en Managua.
El doctor, alto, recio, con cara de profesor bonachón, lleva la cabeza cubierta con un gorro blanco, una mascarilla de papel le protege la nariz y boca, y sobre el resto del cuerpo una bata celeste y un delantal de plástico blanco, además de los guantes de latex. Éstas son algunas de las medidas que toman para evitar ser contaminados por las bacterias y enfermedades que portan los cadáveres. Ya ha habido casos en que los análisis demuestran que el difunto padecía meningitis o tuberculosis y los doctores han tenido que someterse a cuarentena.
La autopsia va a comenzar. “Hay dos formas de hacer el corte”, explica Membreño. “Una es en forma de U, como la de aquél (el baleado), y la otra, que es la que me gusta a mí, es en forma de Y. Así se corre menos riesgo de herirse con alguno de los huesos porque se corta por los cartílagos, los huesos más blandos”.
La doctora Márquez se apresura a preparar las cosas. De una mesita ambulante escoge pinzas, bisturí y sostenedores, un juego para el doctor y otro para ella. Se ve entusiasmada, atenta a lo que su colega dice. Esto es parte de sus prácticas profesionales para obtener la especialización en patología general y dice que es una oportunidad importante porque normalmente los médicos realizan sus prácticas en los hospitales y los análisis son superficiales.
“Allá (en los hospitales) las autopsias son clínicas y les hacen más hincapié a lo externo, en cambio, aquí son de trascendencia médico-legal, entonces tenemos que ver la escena (del crimen) y eso no lo vemos allá”, comenta.
El cadáver descansa sobre la mesa fría, desnudo. Con una vieja manguera amarilla le lavan algunas partes cubiertas de tierra. Probablemente cuando ese señor murió, cayó al suelo. También tiene un golpe en el pómulo izquierdo. Tiene la cara y parte del pecho de color morado. “Es señal de que murió de asfixia, probablemente de algún problema en el pulmón o en el corazón. Para eso es la autopsia, para determinar la causa”, enfatiza Membreño, antes de trazar la enorme Y que inicia en los hombros, se une a mitad del pecho y termina en el vientre. El doctor corta las costillas, le destapa el pecho y extrae las vísceras para cortar pequeñas muestras que serán examinadas.
En el extremo de la mesa, otro médico corta el cuero cabelludo del hombre y, a falta de sierra eléctrica, con un pequeño serrucho que acaba de afilar, corta el cráneo. Su misión es extraerle el cerebro para analizarlo y descartar alguna hemorragia u otra enfermedad que le haya causado la muerte.
La sala, muy fría, parece un sitio en decadencia. Tiene puertas y algunos gabinetes de madera, pero no debería ser así. La sala ideal debería tener las paredes cubiertas con azulejos y utensilios de acero inoxidable. Pero bueno, ésa sería la sala ideal. Por ahora, se deben conformar con el par de mesas metálicas y el aire que mantiene fría la sala, con el ambiente impregnado del olor a licor del difunto. También huele a sangre y a sucio, chicuije. Todas esas características quedan anotadas en el informe médico que la doctora se encarga de llenar a medida que el doctor va dictando los hallazgos.
Al olor del cadáver se suman los olores putrefactos que se desprenden de las quince gavetas del frigorífico de la morgue más grande del país. Ahí hay cadáveres viejos. Si nadie los reclama, en el término de tres meses serán enterrados en una fosa común en el cementerio de Ciudad Sandino.
Ésta es la filial central del Instituto de Medicina Legal, que fue fundado hace diez años. Aquí, al principio laboraban 65 personas, pero gracias al tiempo y a la demanda creciente, el personal se duplicó, no así el edificio. Lo que pudo haber sido un centro de trabajo espacioso es ahora un lugar lleno de oficinas en todos los rincones, donde se han establecido clínicas y espacios de laboratorio.
Cuenta el doctor Membreño que antes, cuando no existía el IML, había siete médicos forenses asignados para Managua. No había vacaciones, ni tiempo libre. Debían estar disponibles las 24 horas del día y los 365 días del año. Tampoco había un local donde realizar las autopsias. A veces, cuando los fallecidos no estaban en descomposición, eran evaluados en la morgue del Hospital Lenín Fonseca, donde laboró Membreño hasta que Arnoldo Alemán asumió la Presidencia,
“Cuando no daba abasto, los atendía en un consultorio que tenía en la Clínica San Lucas, ahí me llegaban principalmente casos de lesiones. Había un forense para cada distrito. Hacíamos turnos diarios, no teníamos vacaciones, además hacíamos un rol de turnos de fin de semana sólo para fallecidos. A mí me tocaba el Distrito Cuatro de la Policía y el Juzgado V de Distrito, trabajé con el doctor Enrique Chavarría y la doctora Martha Quezada. Ése es uno de los distritos donde tradicionalmente hay mayor actividad de violencia”, recuerda el médico que con éste suma 22 años de experiencia en esta rama de la Medicina.
Ahora, la situación es otra. Las dificultades aún existen, pero no como antes. Además de contar con una instalación relativamente aceptable, también hay presencia de médicos forenses en todos los departamentos y en un total de 24 municipios. ¿Sólo 24 municipios? Sí, sólo eso en lugar de los 153 municipios que existen en el país. Pero bueno, algo es algo.
El director del IML, doctor Zacarías Duarte, señala que para cubrir completamente las necesidades a nivel nacional, se necesitaría un presupuesto de 18 millones de córdobas anuales, sin embargo, la asignación estatal es de casi cinco millones de córdobas al año.
“El problema nuestro es la cobertura. Estamos obligados a brindar nuestros servicios las 24 horas del día, los 365 días del año. Aunque en un municipio no haya una demanda tan alta, el problema es que si hay un solo médico, él tiene que estar disponible. En Puerto Cabezas hay un solo médico, por ejemplo, pero las demandas de los usuarios las hay todo el tiempo”, agrega Duarte.
Además de eso, hay un déficit mayor. Se necesitan más sicólogos y siquiatras. Contrario a lo que se piensa, el 90 por ciento de las atenciones del IML se realizan en las clínicas sicológicas y siquiátricas. De todas las 24 filiales, sólo en Managua se cuenta con seis sicólogos y dos siquiatras.
El doctor Duarte afirma que “todos los días vienen casos de violencia infantil y maltrato, de manera que el Instituto está más enfocado hacia los vivos que hacia los muertos. Hay cifras de violencia comunitaria que yo creo que están por encima de cualquiera en el resto de Centroamérica, y la violencia intrafamiliar en este país es gravísima. Y eso pasa porque ésa es la realidad”.
Las cifras son muy claras. Cada año, más del 90 por ciento de los peritajes realizados corresponden a personas vivas, y solamente un tres por ciento aproximado es en fallecidos.
En diciembre del 2008, realizaron 5,700 peritajes forenses, 312 casos más que en diciembre del 2007.
Según el Boletín Informativo que el IML divulga en su página web, la mayor cantidad de las atenciones son hacia víctimas de cuatro tipos de violencia: comunitaria, callejera, intrafamiliar y maltrato infantil.
Entre el 2007 y el 2008 hubo un incremento de 1,224 casos atendidos en la filial capitalina, la única que brinda atención sicológica y siquiátrica.
Las sillas azules de la sala de espera del IML casi siempre están ocupadas. En una de ellas una joven, que no supera los 20 años, espera ser llamada para que un médico valore el nivel de las lesiones que denotan su rostro, brazos y piernas.
Las estadísticas indican que el 54.4 por ciento de los peritajes médico legales son realizados al género masculino, en casos relacionados con violencia comunitaria, accidentes y atención a privados de libertad.
El 45.5 por ciento de los casos corresponde a mujeres víctimas de violencia sexual, lesiones psíquicas y violencia intrafamiliar. Un cuadro parecido ocurre en los niños que llegan al centro.
De lo que el doctor Néstor Membreño ha visto en su carrera, que inició antes que existiera el IML en Nicaragua, lo que más le impacta siempre son los casos de niños.
“Cuando un niño presenta una fractura o un golpe, hay que sospechar en primera instancia el maltrato infantil porque un niño no se pude fracturar solo. En los hospitales muchas veces los médicos atienden esos casos como si se tratara de algo normal y olvidan investigar las causas de esa fractura. Para que un niño se quiebre un huesito debe recibir un golpe muy fuerte”, señala el patólogo.
Una vez atendió un caso de una niña de cuatro años. Su mamá trabajaba en la Zona Franca y dejaba a la niña bajo el cuido de una empleada, quien dijo que la niña había sido picada por avispas.
“El cuerpecito de la niña traía edemas hasta en sus partes. En el hospital la atendieron por una quebradura en el fémur, pero murió a los dos días. Sospechaban que la mamá la había asfixiado, pero no describían el maltrato. Ése fue uno de los primeros casos que notificamos como maltrato infantil”, recuerda el médico.
A través de radiografías lograron identificar viejas quebraduras en los huesos de la niñita que además presentaba golpes en varias partes y muchas cicatrices que demostraban que era abusada por quien se supone que la “cuidaba” desde hace un buen tiempo.
El caso fue esclarecido gracias al avance de la tecnología. Antes, hace 20 años, cuando se trataba de cadáveres putrefactos o encontrados en la vía pública, se limitaban a realizar un análisis superficial. Por ejemplo, si descubrían un cuerpo en la orilla del Lago de Managua, determinaban que había muerto por sumersión, sin ir más allá en la investigación. Y si la descomposición era muy avanzada, por orden de las autoridades, se quemaba el cadáver in situ sin que sus familiares lograsen identificarlo.
Tampoco se contaba con un local para realizar autopsias, ni con las herramientas que permitieran conclusiones más exactas. El trabajo era casi rudimentario e incluso, los forenses hacían su trabajo de manera empírica porque no había un protocolo o método establecido para realizar las debidas investigaciones.
En Nicaragua, la evolución en materia médico legal ha ido de la mano con el personal forense. Hace 20 años sólo existían dos médicos graduados como forenses, y fue hasta el 2007 que esos médicos recibieron la debida certificación, tras un convenio entre Colombia y la Universidad Católica de Nicaragua. Durante año y medio los doctores asistieron a talleres y cursos y finalmente obtuvieron el “cartón” que hiciera constar que eran patólogos forenses.

Cruzada contra el maltrato y destruccion infantil

25.4.09

Danos ideas para esta cruzada por favor.
Te pedimos que tengas lista tu camara en todas partes, publiques en Youtube los videos y nos mandes el Link.
Crea blogs contra el maltrato infantil por favor.

Como destruir a un niño

ENTREVISTA PETRA

A pesar de que las penas para los delitos sexuales van desde 6 años de cárcel hasta 30 años, dependiendo de las circunstancias, se siguen presentando éstos y de acuerdo a estadísticas tienden a incrementarse en temporada de calor, afirma la agente especializada en delitos contra la familia y delitos sexuales, Alejandra Flores Sosa.

image
"Todos estamos obligados a que los niños sean felices": agente del MP especializado en la familia y delitos sexuales
Con el calor se incrementan los delitos sexuales
Las secuelas de maltrato y violación infantil son graves
Una denuncia de maltrato infantil a tiempo puede salvar la vida de un menor

Petra Cruz Ortíz/NOTIVER


  A pesar de que las penas para los delitos sexuales van desde 6 años de cárcel hasta 30 años, dependiendo de las circunstancias, se siguen presentando éstos y de acuerdo a estadísticas tienden a incrementarse en temporada de calor, afirma la agente especializada en delitos contra la familia y delitos sexuales, Alejandra Flores Sosa.

  Insiste en que todos estamos obligados a que los niños sean felices, por lo que se deben denunciar los delitos de maltrato y violación infantil, ya que ello podría salvarles la vida.

  Lamenta cómo es que la violencia familiar sigue haciendo estragos en la niñez, la cual es la más vulnerable de la sociedad.

  Las marcas o heridas que deja el maltrato físico y delitos sexuales en los menores son graves; sin embargo, las sicológicas son más profundas y llevan más tiempo de superar.

  Hizo un llamado a los padres de familia a cuidar a sus hijos, a no dejarlos con cualquier persona, a desconfiar inclusive de familiares, ya que muchas veces éstos son quienes abusan de los menores.

  ¿Cómo ha estado el comportamiento de denuncias de maltrato a niños?

  Lógicamente debido a tanto información que se da sobre este delito se ha incrementado las denuncias por parte de vecinos, incluso llamadas anónimas a través del DIF.

  ¿Se registra un incremento de casos de maltrato infantil?

  Se incrementó el número de denuncias, desgraciadamente la violencia es una problemática social que está resultando difícil erradicar, si se han tenido avances, el hecho de que existan más denuncias no necesariamente significa que haya más denuncias, sino que ahora existen más personas que acuden a denunciar por toda la información que se da, y más cuando se trata de niños que no pueden defenderse, que son de los más vulnerables de la sociedad, que son los menores, ahí es importantísima la participación de la familia y de la propia sociedad que denuncien los hechos cuando sepan que algún menor está siendo víctima de este delito.

  ¿Cuántas denuncias de maltrato infantil se han presentado en la procuraduría de protección a la familia?

  En lo que va del año tenemos 400 denuncias, de las cuales el 15 y 20 por ciento es de delitos de violencia familiar.

  ¿El resto de que tratan?

  Se dividen entre el incumplimiento de dar alimentos, que son las que más se reciben, hay muchos delitos que aquí se reciben, el delito de lesiones, también cuando no necesariamente es violencia y los demás delitos que conocen las agencias especializadas incluyendo los de carácter sexual.

  ¿Cuál es la protección que se le da a los niños una vez que se conoce los casos de maltrato infantil o de abuso sexual?

  De manera inicial se les da ayuda médica y sicológica, y ya nos corresponde a nosotros tomar medidas para salvaguardar su integridad física y en esos casos nos apoyamos en el DIF de Veracruz, que siempre nos apoya con albergues para que los niños no regresen a los lugares donde son agredidos, igual con las mujeres siempre buscamos la manera de protegerlos para que realmente tengan una salida de la problemática.

  ¿Cuándo es que determinan que hay que sacarlos de casa o del lugar donde están siendo agredidos?

  Cuando los agresores están en casa lo primero que hay que hacer es retirar al niño de ahí, también pidiera ser en la escuela, lógicamente se recomienda que el menor no vaya a esa escuela en tanto no se resuelve la situación jurídica.

  Cuando es en casa hay que retirar al menor de ahí inmediatamente y nos apoyamos ya sea el DIF o con familiares donde pueda estar el niño protegido.

  ¿Cuáles son las secuelas de los niños maltratados?

  Existen muchas secuelas por así decir, pero finalmente aquí lo importante es que ya sea agresiones físicas o sicológicas al niño que ha sido víctima de violencia familia siempre se le de terapia sicológica ¿por qué? porque hay menores que se siente culpables o merecedores del castigo del cual están siendo víctimas, entonces es importante elevar su autoestima, valorar sicológicamente para ver que tipo de terapia debe presentar el menor porque los golpes se borran, pero las cuestiones sicológicas y emocionales son las que van dejando secuelas, influyen en el desarrollo del menor, disminuyen el desarrollo en la escuela, cambia su actitud, solo con ayuda sicológica como se puede ayudar al menor para que no tenga problemas en su vida futura y adulta.

  Y además como son conductas repetidas que el niño no imite y no repita esa conducta agresiva.

  ¿Me decía que las marcas sicológicas son las más difíciles de borrar?

  Si no se da la ayuda sicológica adecuada es difícil para un menor, si para un adulto, una mujer ser víctima de violencia es una cuestión que te afecta emocionalmente y te marca, pues para un menor muchísimo más que no comprende lo que está pasando.

  En la etapa infantil que es primordial de lo que uno viva para el desarrollo como adulto, pues si está recibiendo insultos y golpes definitivamente causa un daño terrible y para ayudar es necesario que reciban ayuda especializada.

  ¿Ahora con tanta calor se incrementa la violencia intrafamiliar?

  Se incrementan los delitos de carácter sexual, incluso estadísticamente está comprobado que en épocas de calor aumenta este tipo de delitos.

  ¿A qué cree que se deba?

  Yo creo que es una cuestión de que por las mismas temperaturas tan altas la gente tiende a ser más impulsiva, más desesperada, y a lo mejor en las personas que tienen un problema porque un violador o un agresor sexual pues lógicamente con una alguna desviación el calor hace que su organismo se acelere y también tiene que ver con el consumo de bebidas embriagantes, que en épocas de frío.

  ¿Cuántos delitos sexuales han sido denunciados?

  No son muchos; sin embargo, los pocos que son graves y no deberían ocurrir, en la mayoría de los casos son a menores de edad y por personas cercanos a ellos, principalmente familiares.

  Es importante que se denuncien porque a veces no se denuncian por tratarse de un familiar, no tienen que denunciar para que se le castigue al responsable, en la mayoría de los casos este delito se comete en agravio de menores de edad.

  En lo que va del año posiblemente se tengan 15 o 20 denuncias por este delito.

  ¿Qué es lo primero que hacen para castigar estos delitos?

  Debemos integrar un expediente cuando la persona no se encuentra detenida integramos lo más pronto posible un expediente reunimos los elementos y ejercitamos la acción penal cuando se comprueba el delito y la probable responsabilidad del inculpado inmediatamente acción penal al Juzgado que corresponda.

  ¿Cuál es la sanción para los delitos sexuales?

  La sanción y la sentencia la dicta el juez, definitivamente son delitos graves y donde el inculpado no tiene derecho a una libertad bajo caución, pero dependiendo del modo, circunstancias como se cometa el delito es en lo que se va a basar la autoridad judicial para emitir una sentencia y aplicar la sanción que corresponda.

  ¿Cuál es la sanción mínima y máxima de pena privativa de la libertad?

  El delito de violación cuando es a una persona mayor de edad es de 6 a 15 años de prisión, está la hipótesis cuando es una menor aunque haya consentimiento una menor de 14 años aumenta de 10 a 20 años.

  Y cuando se da una violación con dos o más personas y si se usa violencia en esos casos de violación la pena se agrava a 30 años como máximo.

  ¿Cómo hacerles ver a los padres que no confíen a sus hijos a cualquier persona o a familiares que pueden abusar de ellos?

  Aquí es importante cuidar a los hijos muchísimo, platicar con ellos, observar que con una persona o se incomodan con la presencia de una persona o un familiar, hay que platicar mucho con ellos, realmente ganarse la confianza de los hijos, porque esto inicia con tocamiento, con caricias, o hasta con un abrazo que los niños sienten agresivo, entonces cuando eso lo detectamos a tiempo podemos prevenir un abuso sexual.

  La mayoría de los papas o mamás cuando ya vienen a denunciar ya habían notado que el niño o la niña se aislaba, que estaba triste, que no quería jugar, no le dieron importancia, pensaban que era su estado de ánimo normal, y lamentablemente no se daban cuenta que era un menor abusado sexualmente.

  Si se entiende que muchas mujeres trabajan y que argumentan que tienen que dejar sus hijos solos, bueno pues que pidan ayuda a las instituciones, que vean que sus hijos estén protegidos.

  ¿Han habido casos en que padres están involucrados?

  Si claro, y muchos casos en donde los padrastros son los agresores, y las mamás sabiendo del abuso lo callan con tal de que la pareja no se vaya, aquí es importante decir que ellas son igualmente responsables del delito por no haber auxiliado y haber permitido que esto ocurriera en agravio de sus propios hijos, es algo difícil de entender como una mamá que es la persona que más debe cuidar a sus hijas sean los propios agresores o que permitan la agresión, es muy común que las mamás cuando no es el padre por protegerlo callan un hecho tan vil, y ya después nos enteramos por los vecinos.

  ¿Hay casos en que los hijos agreden a sus padres?

  Se han presentado 4 casos de hijos que ejercen violencia en contra de padres, tenemos el caso de un joven que es drogadicto y que maltrata a su madre. Independientemente de la sanción que se aplique una vez que se consigne al juzgado también estamos buscando la manera de darle una ayuda de rehabilitación al hijo, la señora afirma que cuando no está drogado no la agrede, pues si pero cuando si lo está si la agrede y no podemos esperar a que suceda otra cosa y tomamos en cuenta que si consume tres veces droga pues la señora estaba en constante riesgo.

  ¿Cuáles son los derechos y garantías de los niños?

  Todos estamos obligados a que los niños tengan una infancia feliz, a que no sufran ningún tipo de agresión, ni física, ni verbal ni sicológica, eso es lo que todos estamos obligados a hacer con los hijos, los padres, los maestros, cualquier persona de la sociedad.

  Esto incluye a lo que nos enfrentamos mucho que muchas veces personas que saben que algún niño está siendo víctima de algún delito de cualquier índole es más fácil decir: -para que me meto- y no reportan y no denuncian sin tomar en cuenta que en algún momento de nuestra vida vamos a necesitar de alguien, todos necesitamos de todos.

  Un niño que no puede defenderse y una persona adulta que está viendo que está siendo víctima de algún delito lo más triste es que esa persona prefiera hacer como que no ve y omita prestarle un auxilio que puede salvarle la vida a un menor, es la obligación de todos ayudar cuando el niño realmente lo necesite y más aún tratándose de un menor.

 www.notiver.com.mx

Fracturó a golpes a su bebé

MALTRATO INFANTIL - DENUNCIA

Una mujer fracturó a golpes a su bebé de nueve meses en su casa, en Aguilares

La Policía arrestó a la sospechosa, de 23 años. La criatura está internada en el Hospital de Niños. Fue sometido a cirugías pues sufrió quebraduras expuestasen el brazo y en la pierna. Su padre fue demorado.

Una cifra que preocupa


El subdirector del Hospital de Niños, Oscar Hilal, expresó que, cada mes, especialistas del centro médico denuncian un promedio de tres casos donde se sospecha que hubo maltrato infantil. “Los médicos están obligados a dar aviso de esto ante el primer indicio de que el paciente haya sido golpeado, y es lo que se hace”, señaló Hilal.


 Llegó con su bebé herido y casi inconsciente a la guardia del Hospital de Aguilares. “No sé bien cómo fue que le pasó esto”, les dijo a los médicos y a los policías que miraban azorados las lesiones que presentaba el bebé, de sólo nueve meses. Pocas horas después, la mujer de 23 años fue detenida: se sospecha que fue ella quien golpeó salvajemente a la criatura. Según fuentes médicas, el niño fue sometido a varias cirugías, debido a las fracturas que había sufrido
Poco después de las 15.30 del jueves, la mujer llevó su bebé al Hospital de Aguilares. Al ver el estado de la criatura, el médico de guardia dio aviso a la Policía de inmediato. Según el parte oficial, el niño presentaba fracturas expuestas en el codo derecho, en la tibia izquierda y excoriaciones (posiblemente originadas por quemaduras de cigarrillos) en varias partes del cuerpo. Los investigadores describieron que, cuando le preguntaron a la mujer por qué su hijo estaba tan herido, ella no supo dar respuestas creíbles.
Por orden de la fiscala Eva Dora Frías de Ruiz, del Centro Judicial Concepción, una comisión de la comisaría de Aguilares escoltó a la mujer y a su bebé hasta el Hospital de Niños, donde el chiquito quedó internado. “Se sospechó que hubo maltrato infantil y se realizó la denuncia correspondiente en la Defensoría de Menores”, indicó el médico Oscar Hilal, subdirector del centro asistencial.

“Yo no sé nada”
Personal a cargo del comisario Miguel Antonio Jiménez fue en busca del concubino de la mujer. “Yo no sé nada, no entiendo de qué están hablando”, decía al principio el joven de 24 años, haciéndose el desentendido. Pero luego admitió que sabía la verdad. “Es que ella le pega mucho, pero no quise denunciar para que no hubiera más problemas”, sentenció.
Incluso, hubo vecinos que aseguraron haber sido testigos de escenas terribles. “Una persona vio a la madre parada en el balcón, sujetando al bebé de una piernita y gritándole que deje de llorar o lo iba a tirar a la calle. Lamentablemente, no denunciaron antes todo esto”, dijo uno de los investigadores. 
Ayer a la mañana, el padre del bebé se presentó a declarar en la sede de Tribunales de Concepción, donde quedó demorado durante algunas horas. Luego, quedó en libertad, por orden de la fiscala Frías de Ruiz. Todo indica que sería la madre de la criatura la autora de los golpes, por lo que sería alojada en una alcaldía de la Brigada Femenina de Concepción. La mujer sería sometida también a estudios psicológicos, para hacer un diagnóstico de su personalidad.

Cicatrices
Los investigadores, supervisados por los comisarios Ramón Quinteros, Carlos Carabajal y Fernando Soria, están tratando de determinar desde hace cuánto tiempo la criatura era sometida a malos tratos. Para ello, especialistas están analizando radiografías y otros estudios, pues el niño tiene varias cicatrices de quemaduras y otras heridas en el cuerpo. Mientras tanto, por orden de la Justicia, el bebé continuará internado en el hospital. Ayer a la tarde, fue operado. “Se trata de una cirugía simple para reducir las fracturas. La evolución, por lo general, es favorable”, señaló Hilal. El subdirector añadió: “por cuenta del hospital, dos cuidadoras se están haciendo cargo del bebé, mientras la Justicia decide qué pasos tomar”. Hasta ayer, según fuentes del centro médico, ningún familiar se había presentado a reclamar por él.

www.lagaceta.com.ar

Menores de dos años

laopinion.es » Sociedad
 Noticia anterior   Noticia siguiente 
INVESTIGACIÓN PEDIÁTRICA

Los niños menores de dos años, los que más sufren el maltrato infantil

  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto

Los niños menores de dos años son los que sufren la mayor parte de los casos de maltrato físico infantil que son detectados por los servicios pediátricos, según se desprende de un estudio elaborado por un equipo médico multidisciplinar de Salamanca.

EFE El estudio, facilitado hoy a Efe y que va a ser presentado en el marco de la reunión de la Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León que se celebra desde hoy en Salamanca, desvela además que los abusos sexuales a menores suelen ser más frecuentes a partir de los nueve años, sobre todo de los doce a los quince. 

Los responsables del estudio, entre los que se encuentra el médico Javier Pellegrini, desvelan la dificultad de aportar "cifras fidedignas" sobre la incidencia del maltrato infantil, "dado que no se detectan la mayoría de los casos y que muchos de los que se detectan no se notifican". 

A pesar de ello, en España la prevalencia de casos confirmados de maltrato es de 70 por cada 100.000 niños, un porcentaje menor al de países como Estados Unidos, donde se estima que en torno a 1.210 de cada 100.000 niños son víctimas de esta lacra social. 

Los pediatras salmantinos aseguran que, aunque el problema afecta a niños de todas las edades, el maltrato físico es más frecuente en menores de dos años. 

En este sentido, el estudio añade que el maltrato infantil puede darse en familias de cualquier clase social y no es necesario un contexto de violencia mantenido para que se produzca. 

Así, se desvela también que a pesar de estos episodios de agresiones "muchos niños quieren a sus padres" y manifiestan cariño hacia ellos. 

Aunque está descrita una mayor incidencia en familias desestructuradas y en presencia de desórdenes mentales, no está descrito un perfil específico del maltratador infantil. 

A pesar de no existir tal perfil, sí hay unas características que se repiten en estas personas, como son la falta de habilidades sociales, la baja tolerancia a la frustración, los sentimientos de incompetencia como padres, la presencia de expectativas no realistas con los hijos o la percepción de la conducta de los hijos como algo estresante. 

Otros factores de riesgo descritos incluyen la presencia de dos o más hermanos, la violencia en la pareja, las madres solteras y las patologías crónicas y discapacidades en los niños. 

Durante el encuentro, que reúne en La Hospedería Fonseca de la Universidad de Salamanca a 200 especialistas en pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León, también se han dado a conocer las conclusiones de un estudio en el que participan 18 centros de nueve países, coordinado desde Salamanca, sobre el asma infantil. 

Entre las conclusiones del estudio destaca que cerca del 40 por ciento de los menores de un año padecen sibilaciones (síntomas de asma que producen ruidos en el aparato respiratorio). 

De esta cifra, entre un 10 y un 15 por ciento podrían desarrollar cuadros asmáticos posteriormente, tal y como ha informado el secretario de la Sociedad de Pediatría, Javier Pellegrini.

La Opinión de Tenerife


Maltrato infantil en EEUU

Aumenta maltrato infantil en EEUU en medio de recesión

sábado 25 de abril de 2009 11:34 GYT
 

Por Jason Szep

BOSTON (Reuters) - Una bebé de cuatro meses fue zarandeada con tanta violencia que necesitó cirugía. Otro de tres semanas tenía las costillas fracturadas por abuso doméstico. Un niño diabético de nueve años dejó de recibir el tratamiento apropiado para su condición.

Esos casos reportados por hospitales son parte de un aumento en abuso de menores en Estados Unidos durante una recesión que ha empujado a algunas familias al borde y sobrepasado a las agencias de protección al menor, que ya no tienen sin fondos.

"En los últimos tres meses tuvimos dos veces la cantidad de casos de heridas severas inflingidas que las que tuvimos en los tres meses del año anterior", dijo Allison Scobio, directora de programa del Equipo de Protección Infantil del Hospital de Niños de Boston.

Típicamente, su hospital atiende unos 1.500 casos por el estilo al año. Estos subieron a 1.800 el año pasado.

"Nos parece que se lo puede atribuir directamente a lo que está ocurriendo económicamente", dijo. "Muchos de los hospitales de por aquí hablan de un aumento del 20 al 30 por ciento de pedidos de consulta por supuestos maltratos a niños", agregó.

Muchos casos llevan la marca de los problemas económicos, como el niño diabético de nueve años que fue hospitalizado después de que su madre, una mujer soltera, no pudo pagar más las cuotas de su seguro médico necesario para atender su enfermedad.

La mujer lo dejó solo en casa durante largos períodos en días en los que el niño necesitaba atención médica.

"Ella tenía dificultades con las cosas básicas para mantener a este niño saludable", dijo Scobie.

En otras regiones han aparecido historias similares, según informes oficiales.

El departamento de servicios infantiles y familiares de Illinois, por ejemplo, informó sobre un aumento del 5,8 por ciento en los casos de abuso de niños en el estado en el 2008. En la zona de Chicago, los casos el año pasado aumentaron más del 9 por ciento.

Los casos de abuso de niños en Ohio, un estado muy golpeado por la recesión, ascendieron a 100.000 por primera vez en el 2007 y siguen en aumento, según la Asociación Pública para Servicios del Niño de Ohio, entidad sin fines de lucro que reúne agencias encargadas de la protección de menores.

"Muchos de nuestros directores en las agencias del condado nos dicen que las denuncias de abuso de menores han aumentado", dijo la jefa del grupo, Crystal Ward Allen, cuya entidad depende en buena parte de las ganancias de los impuestos inmobiliarios, que han colapsado con la recesión

.

"Nuestra red básica de seguridad está tambaleante", sostuvo.

Los datos federales más recientes muestran que en el 2007 el abuso infantil disminuyó en Estados Unidos a un índice de 10,6 por ciento, del total de 71 millones de niños de todo el país, respecto del 12,1 por ciento del año anterior.

Pero algunos ven un cambio dramático en eso.

Una encuesta de marzo de Mason-Dixon Polling & Research mostró que 88 por ciento de 607 sheriffs, fiscales y jefes policiales a nivel nacional espera un aumento en el maltrato infantil. Ellos basaron sus opiniones más que nada en aumentos similares en recesiones pasadas.

CASOS DE BEBES MALTRATADOS

Muchos doctores concuerdan. El Hospital de Niños de Seattle y el Centro Médico Harborview están recibiendo más niños con hemorragias subdurales causadas por golpes en la cabeza producto del maltrato.

En un año típico, atienden a un niño en estas condiciones al mes. El año pasado, recibieron casi tres veces esa cantidad, o 32 niños.

"Estuvimos bastante ocupados este año nuevamente", dijo el doctor Kenneth Feldman, director médico del Programa de Protección al Menor del Hospital de Niños de Seattle. "La gran mayoría son de familias que están pasando apuros financieros", agregó Feldman.

Una ráfaga de casos similares sobresaltó a los doctores de Syracuse, Nueva York, a fines del año pasado.

"Quedé verdaderamente sorprendida", dijo la doctora Ann Botash, quien dirige el Programa de Derivación y Evaluación de Abuso de Menores de la Universidad Estatal de Nueva York en Syracuse, una ciudad de unas 147.300 personas.

La universidad de medicina en la que trabaja atendió el año pasado a 19 niños con heridas en la cabeza como resultado de golpizas o de ser zarandeados de forma severa, incluyendo a cuatro que murieron, respecto del puñado que había recibido el año anterior. Las víctimas promediaban los 7 meses de edad.

"Alrededor de diciembre vi mucho más que lo que usualmente veo. Generalmente recibo una consulta por mes. Y estábamos cuadruplicando eso. Estoy viendo más abuso físico de gravedad. Hay más estrés en la sociedad ahora en general", indicó.

Algunos doctores califican a estos casos como el "síndrome de bebé zarandeado", que el Instituto Nacional de Desórdenes y Derrames Neurológicos dice que presenta claros signos: hemorragia cerebral, hemorragia retinal y daño en la médula, en el cuello o en las costillas.

Como los bebés tienen una cabeza relativamente grande y un cuello débil, sacudirlos "hace que el frágil cerebro rebote hacia delante y hacia atrás dentro del cráneo causando heridas, hinchazón y hemorragia, lo que puede dar lugar a severos daños cerebrales permanentes o a la muerte", dice el Instituto.

"Vimos un enorme influjo de casos de bebés zarandeados", dijo la doctora. Alice Newton, directora médica del equipo de protección al menor del Hospital General de Massachusetts, que este año atendió a 25 niños por abusos graves, comparado con los 16 casos que recibieron en todo el 2008.

En un año típico suele ver de 12 a 14 niños con serios traumas inflingidos sobre la cabeza. Pero este año ya ha visto nueve. Y muchos son de familias sin los típicos indicadores de advertencia como un historial de abuso de menores o problemas con drogas.

"Estamos quedando inundados", dijo Robert Sage, director del Equipo de Protección Infantil del Centro Médico de Boston, que el año pasado atendió a 500 niños con heridas producto de abuso. Ese índice aumentó un 30 por ciento en los primeros dos meses del 2009.

"Vemos un poco de todo. Mucho abuso físico. Algo de abandono", agregó.

(Editado en español por Marion Giraldo)

Reuters América Latina


Maltrato infantil en menores de dos años

24.4.09

INVESTIGACIÓN PEDIÁTRICA

Los niños menores de dos años, los que más sufren el maltrato infantil

 18:43   
VOTE ESTA NOTICIA  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto

Los niños menores de dos años son los que sufren la mayor parte de los casos de maltrato físico infantil que son detectados por los servicios pediátricos, según se desprende de un estudio elaborado por un equipo médico multidisciplinar de Salamanca.

EFE El estudio, facilitado hoy a Efe y que va a ser presentado en el marco de la reunión de la Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León que se celebra desde hoy en Salamanca, desvela además que los abusos sexuales a menores suelen ser más frecuentes a partir de los nueve años, sobre todo de los doce a los quince. 

Los responsables del estudio, entre los que se encuentra el médico Javier Pellegrini, desvelan la dificultad de aportar "cifras fidedignas" sobre la incidencia del maltrato infantil, "dado que no se detectan la mayoría de los casos y que muchos de los que se detectan no se notifican". 

A pesar de ello, en España la prevalencia de casos confirmados de maltrato es de 70 por cada 100.000 niños, un porcentaje menor al de países como Estados Unidos, donde se estima que en torno a 1.210 de cada 100.000 niños son víctimas de esta lacra social. 

Los pediatras salmantinos aseguran que, aunque el problema afecta a niños de todas las edades, el maltrato físico es más frecuente en menores de dos años. 

En este sentido, el estudio añade que el maltrato infantil puede darse en familias de cualquier clase social y no es necesario un contexto de violencia mantenido para que se produzca. 

Así, se desvela también que a pesar de estos episodios de agresiones "muchos niños quieren a sus padres" y manifiestan cariño hacia ellos. 

Aunque está descrita una mayor incidencia en familias desestructuradas y en presencia de desórdenes mentales, no está descrito un perfil específico del maltratador infantil. 

A pesar de no existir tal perfil, sí hay unas características que se repiten en estas personas, como son la falta de habilidades sociales, la baja tolerancia a la frustración, los sentimientos de incompetencia como padres, la presencia de expectativas no realistas con los hijos o la percepción de la conducta de los hijos como algo estresante. 

Otros factores de riesgo descritos incluyen la presencia de dos o más hermanos, la violencia en la pareja, las madres solteras y las patologías crónicas y discapacidades en los niños. 

Durante el encuentro, que reúne en La Hospedería Fonseca de la Universidad de Salamanca a 200 especialistas en pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León, también se han dado a conocer las conclusiones de un estudio en el que participan 18 centros de nueve países, coordinado desde Salamanca, sobre el asma infantil. 

Entre las conclusiones del estudio destaca que cerca del 40 por ciento de los menores de un año padecen sibilaciones (síntomas de asma que producen ruidos en el aparato respiratorio). 

De esta cifra, entre un 10 y un 15 por ciento podrían desarrollar cuadros asmáticos posteriormente, tal y como ha informado el secretario de la Sociedad de Pediatría, Javier Pellegrini.

Busca poemas de amor y mistad